Ioseba, el fiel escudero

Hasta hoy no había visto el vídeo del Media Day que Araski hizo antes de ir a la Copa y está claro que el resto de clubes deberían de tomar nota porque es una manera fantástica de acercar el equipo al aficionado y que éste se identifique con las jugadoras y el cuerpo técnico. 

En mi caso, además de escuchar a las jugadoras, hoy me he llevado una grata sorpresa escuchando a Ioseba, porque para mí era el gran desconocido y resulta que también es ‘socio fundador’ del proyecto Araski desde sus inicios. 

Foto: Jull Roc

En este boom del equipo de Vitoria, los medios se han centrado en las caras más visibles que son la presidenta y la entrenadora, dejando a Ioseba en un discreto segundo plano. De todas formas, me da la sensación que lleva la mar de bien esto que los focos y los micros los tengan que aguantar las otras porque así él se puede centrar en el baloncesto que en el fondo es lo que les tiene que gustar a este trío.

Dudo yo que allá por la temporada 2010-2011 cuando los tres llevaban el Caja Vital Kutxa de Primera División su ilusión fuese tener que conceder entrevistas y hacer pasillos para ampliar el presupuesto, pero es el coste que hay que pagar para poder disfrutar de lo conseguido en la pista porque tal como está el patio no queda otra.  

Foto: Araski

A Made en este caso le ha tocado en suerte ser la primera entrenadora y a Ioseba ser el segundo, como hubiese podido ser al revés como ha pasado en años anteriores y probablemente las cosas hubiesen ido igual de bien porque en definitiva son un tándem y se complementan, sólo que uno está en primera linea y sale en la foto y el otro es su fiel escudero y le guarda las espaldas.

Así que a partir de ahora que ya sé más de la historia, “las gladiadoras” serán de Made y de Ioseba porque está claro que el éxito de Araski es que es un equipo tanto dentro como fuera de la pista.

Sin olvidarnos del trabajo del preparador físico Hugo Salazar, la fisio Olatz Fernandez y de la delegada Bea Alcalde porque se puede dar el pego dos jornadas, pero a esta alturas de la temporada mantener el ritmo entre los grandes es evidente que a pesar de la juventud de los integrantes del cuerpo técnico y ser novatos en la categoría, todos son unos profesionales como la copa de un pino.

Foto: Xavier Marquès