Zorionak ARASKI: Misión cumplida

Cuando en verano Araski se ganó el ascenso a LF en Cáceres, la inmensa mayoría si no todo el mundo, debía pensar que esto sería un subir, ver y bajar a LF2 al año siguiente como normalmente ocurre con los equipos recién ascendidos.  No era ser pesimista, sino más bien realista porque comparado con el presupuesto y los medios de los que disponían los otros equipos estaba claro que aplicando la lógica no habría color.

Pues nada más lejos de la realidad, a seis jornadas del fin de la liga regular, Araski ha conseguido matemáticamente asegurarse la permanencia entre las grandes, demostrando que a veces ni el dinero ni los medios aseguran el éxito porque también depende de otros factores como el trabajo y de eso va sobrado.

La permanencia de Araski es otra gesta conseguida y ya van siendo unas cuantas, lo que demuestra que no es una casualidad. Todas ellas son fruto del trabajo y la constancia porque se recoge lo que se siembra y la cosecha está siendo espectacular.

A nivel de marketing está claro que es de los clubs más competentes de la LF si no el que más porque sacan ideas de debajo de las piedras, a nivel económico que le pregunten a la presidenta por la sección de los milagros porque tiene el don de hacerlos y llegar adónde se propone, sus seguidores ya son conocidos como la marea verde y a nivel deportivo el equipo técnico saca petróleo de las jugadoras que mayoritariamente se dedican a esto por afición, son nacionales y se han estrenado en la categoría, pero no les ha temblado la mano al contrario se han crecido ante las adversidades. Así que novatos y humildes, pero muy apañados.

Por todo ello hoy con la permanencia confirmada hay que felicitar y dar la enhorabuena a todos los que forman parte de la familia Araski: desde el que lleva la tesorería, hasta el que decide el color de polo que se pone el equipo técnico, pasando por las jugadoras, el equipo técnico, la directiva, los voluntarios, los araskizales, …

Tod@s ell@s han sido importantes para conseguir la permanencia y son parte del éxito del proyecto. Las cosas no se hacen solas, aunque desde fuera nos lo pueda parecer porque da la sensación que lleven media vida en la LF, las cosas salen porque mucha gente da el callo para que las cosas funcionen y cuando se es novato tiene todavía más mérito porque todo es nuevo.

Sólo saben ell@s las horas que le echan a este proyecto desinteresadamente combinándolo con el trabajo o los estudios. En el caso del equipo además implica desplazamientos interminables sin poder descansar apenas para bajarse del bus, ponerse las zapatillas y a jugar. Luego de vuelta a casa de inmediato, a comer una pizza por el camino y llegar lo antes posible porque el día siguiente toca ir a trabajar o a coger apuntes en clase porque de esto no se vive y las facturas hay que pagarlas a fin de mes y los exámenes aprobarlos. Esto “sólo” es un hobby, muy bonito, pero un hobby para la mayoría de las que juegan.

Las comparaciones son odiosas porque los kms y las horas de entrenamiento son los mismos para todos, pero cuando vives de esto y además hay más medios el nivel de exigencia es muy distinto. Por eso para mí tiene mucho más mérito la permanencia de equipos como Araski que un título de algún equipo de los grandes porque al fin y al cabo en este último caso los equipos se han construido para lograr ese objetivo y en el caso de Araski lo importante era hacer lo que se pudiese y como en la película … mejor, imposible.

Ahora ya con la satisfacción del trabajo hecho y la recompensa de saber que el año que viene se repite en LF, toca disfrutar de lo conseguido e ir a por los playoffs. Un equipo ambicioso sin retos que conseguir no lo es y las gladiadoras de Vitoria son ambiciosas y competitivas, vaya si lo son para muestra lo que han hecho en el Gasca. Así que adelante y a por una de las seis plazas de los playoffs para poner la guinda a este fantástico año porque os merecéis terminarlo a lo grande.

BRAVO FAMILIA ARASKI