Regalos del baloncesto

Uno de los premios de esta semifinal ha sido sin duda poder conocer a algun@s araskizales más y saludar de nuevo a los embajadores de la Copa. Poder disfrutar de la marea verde ni que sea reducida es todo un espectáculo, deberíais de hacer bolos por los pabellones del país porque dáis mucha, pero que mucha envidia.

Ya sabéis que este también es mi primer año en LF1 como vosotr@s y aunque yo no he hecho tantos méritos también me he ganado la permanencia. De esta primera temporada que pronto terminará a nivel personal me llevo dos grandes descubrimientos: el pequeño gran club de Araski con sus araskizales al frente y mis vecinas en Fontajau, las chicas de oro del CREFF Girona que formaron parte del primer equipo de Girona que jugó en primera por allá los años 60 y pico.

Por eso y con permiso de Xabi a quien le agradezco los regalitos que me ha traido de Vitoria aunque de verdad que no hace falta porque me estáis mal acostumbrando, me ha hecho ilusión regalarles una de las botellas de txakolí con la condición que se la beban a la salud de los araskizales.

Ha sido una manera de compartir en cierta forma su veteranía con vuestra juventud y celebrar lo que me ha regalado este año el baloncesto: unas tías en Girona que son la monda y un@s prim@s en Vitoria que son simplemente la leche.

A cuidarse familia !!!