La renovación de Laupa una excelente noticia

Tras pasar la noche en vela esperando que se anunciase el nombre de la jugadora renovada, esta mañana por fin se ha confirmado que Laupa, la capitana de Araski, era quien había renovado sus votos con el equipo de Vitoria. 

La continuidad de Pardo es una excelente noticia y por varios motivos porque jugadoras hay muchas, pero jugadoras que hayan nacido para ser capitanas no tantas y Laupa es una de ellas porque cumple perfectamente todos los requisitos. No lleva el brazalete en su brazo como en el fútbol, pero ni falta que le hace porque podrían poner su imagen al lado de la definición de capitán  en cualquier diccionario y no se equivocarían. 

Es el mejor ejemplo en la pista de lo que representa el proyecto de Araski y sus valores. Su continuidad es toda una declaración de intenciones del club respecto a mantener su filosofía.

Es un referente en la pista para las generaciones que vienen detrás porque las niñas saben que ella también empezó jugando en las categorías inferiores. Pueden comprobar por si mismas que trabajando también se consigue llegar a lo más alto porque no nos engañemos, no es lo mismo ver a las estrellas en la tele que ver que son de carne y hueso y cambian cromos contigo al acabar un partido.

De la afición se ha ganado el respeto y la admiración porque todos sabemos que compaginar trabajo y deporte no es fácil, y menos en estos niveles de máxima competición. Y la devoción es mutua porque no duda en agradecerles a los araskizales su apoyo incondicional siempre que puede.

Para el cuerpo técnico es una pieza fundamental en el vestuario porque es de total confianza y si hubiera algún problema interno, mejor intermediario para solucionarlo no habría, aunque dudo que se hayan encontrado en esa situación porque por Vitoria al menos desde fuera parece que todo el mundo aplica el sentido común y hacen las cosas con criterio.

Se conoce el club como si fuese su casa y por ello es el enlace perfecto entre las recién llegadas y el club facilitando enormemente su integración.

Todo esto es lo que no tiene precio a nivel personal, pero si bien es cierto que en el aspecto deportivo está en un segundo plano, personalmente me ha sorprendido muy gratamente. Este año se las ha tenido que ver con verdaderas moles o gigantes debajo de la zona y no es por menospreciar a la pívot titular, pero en muchas ocasiones ha solventado la papeleta saliendo desde el banquillo. 

Es una lástima que sus estadísticas no demuestren todo el trabajo sucio que hace porque realmente hace una aportación importante ‘aguantando’ al techo del equipo contrario con muchos menos centímetros y envergadura, metiendo sus tiritos a media distancia o sacando los colores por la linea de fondo del equipo contrario.

Este año ha ido de menos a más y si este año entraba en la pista para partirse la cara contra sus ídolos y al término de los partidos acababa haciendo muescas en su lista conforme prueba superada, el año que viene a mirarlas de tu a tu porque está claro que con inteligencia los centímetros y los kilos de los adversarios se superan como ha demostrado.

Personalmente me alegro mucho de la renovación de la capitana porque se mantiene en el bloque una fuera de serie en todos los sentidos.