Monty, calidad y experiencia para Al-Qázeres

Hoy finalmente se ha aclarado uno de los enigmas que me tenía en ascuas y es dónde iba a jugar la próxima temporada Esther Montenegro, Monty. La capitana de Bembibre tras 10 años en el equipo del Bierzo y una temporada en que no ha sido tan importante decidió hace algunas semanas cambiar de aires.

Esta tarde se ha anunciado que la próxima temporada la jugadora canaria formará parte del Al-Qázeres y volverá así a la ciudad donde ya estuvo jugando hace 13 años. El equipo cacereño, a pesar de su ‘juventud’, el año pasado ya hizo un gran papel en la competición clasificándose para la Copa de la Reina y para Monty jugar esta competición es una de sus asignaturas pendientes. Seguro que es uno de los alicientes para enrolarse en este proyecto ya que por supuesto aspiran a repetir de nuevo la gesta del año pasado.

Esther es de las jugadoras que hace equipo y se implica en el proyecto del que forma parte. Diez años en Bembibre son muestra de ello porque viendo sus estadísticas de estos últimos años oportunidades para cambiar no le han debido faltar, pero hasta ahora no había tomado la decisión. Ahora su marcha ya no es cuestión de implicación, al contrario quiere ser y sentirse importante como lo había sido hasta hace poco y en Al-Qázeres por diversas razones seguro que lo conseguirá.

Jugadora con enorme experiencia en la Liga seguro que será un pieza fundamental en el equipo de Jacinto Carbajal tanto a nivel deportivo como humano. El año pasado el equipo extremeño ya jugó con una grande Dacic que tuvo un papel destacado y este año sin duda lo tendrá Monty que volverá a hacer sus mejores números disponiendo de minutos. A nivel personal será un complemento perfecto para el equipo de jóvenes que seguro que tendrá por compañeras ayudando a hacer grupo.

Así que un gran fichaje para el equipo de Jacinto Carbajal y un buen destino para Monty que si el año pasado no disfrutó tanto como le hubiese gustado, este año seguro que recuperará la sonrisa … y sino tiempo al tiempo.

Mucha suerte en Al-Qázeres que seguro que tras tantos años ha sido una decisión difícil despedirse de Bembibre, pero seguro que el cambio será para bien.