La Copa del Mundo femenina de 2018 no irá a Tenerife

Según el calendario previsto por la FIBA a finales del pasado mes de junio debían anunciarse las sedes que acogerían en España la Copa del Mundo del año que viene.

Cuando todos ya dábamos por hecho que se jugaría en las Canarias, concretamente en Tenerife, ayer los medios anunciaron que no acogerá finalmente el Mundial para sorpresa de muchos. La decisión se ha tomado ya que la isla no puede garantizar los plazos en las obras exigidas por la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

La decisión de descartar la isla como sede de este campeonato se ha adoptado tras la reunión mantenida por representantes del Gobierno de Canarias, del Cabildo de Tenerife y de los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna.

Según informan fue la FIBA la que se puso en contacto con las administraciones a través de las Federación Canaria y la Federación Española de baloncesto, solicitando diversas obras de adecuación en las instalaciones para poder ser sede de un evento de esta magnitud.

Aunque la intención era seguir adelante con la iniciativa y cumplir con las expectativas, como se hizo con la celebración en la isla de la Final Four, los requerimientos federativos, unido a la repercusión negativa para los usuarios que no podrían realizar sus entrenamientos diarios durante un largo periodo de tiempo, han obligado a las administraciones a adoptar esta decisión.

Así que llegados a este punto somos la sede del campeonato, pero no tenemos ni la más remota idea de dónde se jugará. Si no había plan B habrá que inventarlo.