El Mundial de Udine nos trajo la resurrección de Iris Junio

Si alguien tiene muchos motivos para sonreir en la U19 tras el Mundial de Udine es la canaria Iris Junio que tras un par de años en que ha tenido que hacer de tripas corazón por culpa de las lesiones, en este Mundial ha recuperado sus mejores sensaciones.

Antes del campeonato leí la entrevista que concedió al portal deportivo SoloBasket y de la que se hizo eco parcialmente la FIBA en su web. En ella con toda sinceridad reconocía que necesitaba recuperar la confianza y con humildad decía que no sabía ni si estaría en la lista de las definitivas para acudir a Udine.

Fue seleccionada y tras el Mundial ha acabado liderando tres clasificaciones individuales del equipo: más valorada, anotación y asistencias. Así que no vuelve con medalla, pero tiene motivos de sobras para venir más feliz que una perdiz. 

Por ello en la FIBA no han perdido detalle y la han retratado del derecho y del revés, teniendo su mérito porque no ha parado quieta. Si clicáis sobre su foto podréis ver las fotos en las que la han etiquetado. Y si queréis ver la del resto del equipo podéis clicar en el siguiente enlace.

Foto: FIBA

La enhorabuena a Iris y a su querido club CB Islas Canarias a quien considera su segunda casa, con sus entrenadores Domingo Díaz y Begoña Santana al frente, porque junto a su familia seguro que cuando estuvo a punto de tirar la toalla un par de veces como reconocía supieron convencerla que no abandonase.

Hoy verla entre las mejores de nuevo tiene que ser una enorme satisfacción para tod@s ell@s. Ahora sí que toca pasar página a las malditas lesiones y a mirar el futuro con optimismo que ha vuelto Iris Junio.