En Araski hoy dieron la bienvenida a Margaret Roundtree y Julie Forster

Hoy en los Apartamentos Diván que se estrenaban como colaboradores del club y han ejercido de anfitriones ha sido el turno de la presentación de las americanas, Julie Forster y Margaret Roundtree.

Las buenas costumbres hay que mantenerlas y la verdad es que ya se echaban en falta estas ruedas de prensa, aunque este año serán contadas porque la mayoría son renovaciones y eso es una excelente noticia.

Ambas jugadoras americanas en un más que correcto español han contado sus sensaciones en esta nueva temporada que en breve se inicia. La verdad es que el detalle del idioma indica el grado de integración de estas jugadoras que perfectamente como la mayoría de extranjeras podrían pasar del tema y dedicarse a meter canastas que al fin y al cabo es a lo que se dedican.

Aunque Roundtree ya es de la casa, su vuelta es una gran noticia y ha estado muy bien poder ver y escuchar de su propia voz como se encuentra tras la lesión. Tras unos duros meses se la ve fuerte mentalmente, muy animada y a pesar de ser de pocas palabras (o al menos parecerlo) se le nota que está muy agradecida e identificada con el club a quien ha llamado cariñosamente la familia.

La convivencia con el resto del equipo le irá genial en la recta final de la recuperación y si todo va bien según ella misma cuenta su previsión es estar de vuelta en un mes por lo que jornada más o menos se perderá muy poca competición.

Foto: Lacturale ART Araski

Y tras Roundtree habló Julie Forster que está encantada con su fichaje por Araski. Escuchándola es evidente que encaja con la filosofía del equipo porque si hay dos palabras que salen en todas sus frases son equipo y trabajo.

Como bien ha dicho lo conseguido el año pasado está muy bien, pero no se puede vivir del pasado y hay que trabajar para conseguir repetirlo, así que una currante inconformista ha llegado a Vitoria.

No me extraña que en Cáceres hablen maravillas de Julie Forster porque además de hacerlo bien en la pista, como ya demostró el otro día en León, es evidente escuchándola que es la alegría de la huerta, risueña y alegre. Dudo que haya alguien que consiga sacarla de sus casillas. 

Personalmente me gustan estas presentaciones que cada vez son más habituales por parte de los clubes porque además de verlas en la pista, las ves desenvolverse en otro entorno.

Conocer más allá de como tira o rebotea una jugadora al menos a mi me genera más o menos simpatía y en el caso de Forster transmite muy buen rollo. Así que gran fichaje dentro y fuera de la pista que se va a poner en el bolsillo a los araskizales en diez minutos con su simpatía.