Las lilas sin complejos plantan cara al potente Valencia Basket

Hoy el Snatt’s Femení Sant Adrià perdió contra Valencia Basket por un igualado 64-67, pero a veces no hace falta llevarse los dos puntos ni subir en la clasificación para tener la sensación que hoy se ha ganado en muchos sentidos.

Foto: Snatt’s Femení Sant Adrià

Las lilas dejaron una gran imagen ante su afición que se volcó con sus chicas con un lleno absoluto en el Marina Besós. Jugaron de tú a tú, sin complejos, contra un gran equipo como es la taronja mecánica con un roster que da miedo. Las lilas las tuvieron contra las cuerdas durante todo el partido, pero finalmente se lo llevaron en los últimos segundos.

Así habrá sido el partido de igualado que las jugadoras ches han celebrado la victoria como si hubiesen ganado al líder de la competición y eso dice mucho de lo que les ha costado llevarse la victoria de Sant Adrià.

El equipo lila que jugó hoy sólo ha cambiado una pieza respecto al primer partido, pero sobretodo en actitud y confianza se parece muy poco a aquel conjunto del Open Day. Es evidente que se ha mejorado colectiva e individualmente y es curioso ir comprobando que cada semana se va asentando una nueva jugadora como si fuese una pieza más del puzzle, hoy le tocó el turno a Maria Jespersen.

La danesa lo intentaba en las jornadas anteriores, pero la suerte no la acompañaba y hoy por fin recogió su recompensa porque acabó siendo la mejor valorada. Hoy los gestos y los gritos de rabia de Jespersen tras cada canasta me dicen mucho, por fin las cosas le han salido. Aunque probablemente la mayoría de elogios se los llevará Meighan Simmons porque fue la máxima anotadora y metió tiros estratosféricos desde su casa.

Foto: Snatt’s Femení Sant Adrià

Aunque si de focos hablamos, hoy sin duda alguna la jugadora que se los merece todos es Mireia Vila, a quien tras muchos meses de ausencia por lesión ya hemos podido ver sobre la pista. Esa es la mejor noticia de la jornada de hoy y el mejor fichaje para el Sant Adrià por el carácter y la garra que aporta a este equipo.

Tras este partido cuando mejor está el equipo por suerte o por desgracia llega el parón FIBA. Tienen que aprovechar para recuperar fuerzas, olvidarse de la clasificación y ver con perspectiva lo que se ha mejorado en estas cinco jornadas.

Foto: FEB

Es cierto que si miramos el calendario no hay ninguna jornada fácil porque todos los equipos tienen un gran nivel, pero jugando con la intensidad que han demostrado hoy y con el público entregado son capaces de plantar cara a quien haga falta.

Así que hay que ser muy optimistas, este equipo nos dará muchas alegrías y aunque hoy se perdió, tod@s sentimos ese carácter lila que nos enganchó en su primer año en la Liga DIA en el que aunque se fuese abajo en el marcador y hubiese un rival con un enorme potencial delante siempre se creía en la victoria.

El partido de hoy, a pesar de la derrota, demuestra que las cosas se están haciendo bien. Las victorias llegarán, serán sufridas no nos engañemos porque no hay rival pequeño, pero por eso mismo en días como hoy ante rivales con este potencial hay que valorar enormemente lo que ha hecho el equipo.

Así que felicitar a las jugadoras, al cuerpo técnico y a la afición porque hoy tod@s estuvieron ENORMES, a descansar unos días y Sant Tornem-hi esto sólo acaba de empezar y cada jornada que pasa tiene mejor pinta.