En casa del herrero cuchillo de palo

Ayer tras bastante tiempo sin escribir sobre el Uni Girona, perdón Spar Citylift Girona, escribí un post sobre el partido contra Quesos El Pastor que disputó el equipo gerundense en Fontajau.

Foto: Xavier Marquès

Cual fue mi sorpresa cuando al poco rato de la publicación recibo el siguiente tweet del presidente del club y CEO del Citylift: “Muchas gracias por tus crónicas de los partidos, pero quería pedirte que llamaras al equipo por su nombre SPAR CITYLIFT GIRONA, ya que los patrocinadores soportan gran parte del presupuesto y gracias a ellos podemos tener buen baloncesto en Girona. Un saludo“.

Efectivamente tiene toda la razón del mundo y me disculpé inmediatamente por ello porque igual que escribo los sponsors de los rivales y lo tengo muy interiorizado, debería escribir el suyo, pero lo que ocurrió es que no tengo la costumbre de llamar así al equipo y me salió espontáneamente.

De hecho creo que sólo me pasa con su club del que soy abonada y por tanto también colaboro modestamente en tener buen baloncesto en Girona, aunque creo que cuando me hizo la reflexión y algún usuario le dio la razón no sé ni si eran conscientes de ello.

Si siguiesen con regularidad el blog, creo que se habrían dado cuenta que se trató de un hecho puntual porque soy la primera en escribir los nombres de los patrocinadores en los post, además he escrito post específicos para dar a conocer a los sponsors de la Liga DIA en agradecimiento a su colaboración en el baloncesto femenino e incluso he contactado con algún community para hacerle saber que durante una retransmisión en directo se han equivocado escribiendo el nombre de su patrocinador. Así que creo que mi sensibilidad con el tema en cuestión es máxima y les invito a que se den una vuelta por el blog para corroborarlo.

Sinceramente me halaga que mis humildes reflexiones en un blog personal sean tomadas en consideración a estos niveles porque dudo que tengan excesivo impacto mediático. En este sentido, los propios clubes son los primeros que deberían revisar sus comunicaciones a terceros porque ellos sí impactan enormemente y son los principales interesados en hacer vending de sus patrocinadores.

Y para muestra sin ir muy lejos dos casos que deberían revisar y que probablemente suceda en otros equipos: en las retransmisiones de Canal FEB que ven cientos o miles de usuarios se están omitiendo los patrocinadores de ambos equipos y en las propias redes sólo se está poniendo el nombre del propio patrocinador, pero no el del rival justamente al revés de lo que me ocurrió a mi en el post de ayer.

Acepto la crítica constructiva porque tienen toda la razón con la queja y si vuelvo a escribir sobre el club gerundense intentaré estar al caso, pero por favor que los propios clubes prediquen con el ejemplo porque como dice el dicho en casa del herrero cuchillo de palo.

Luego hagan la misma reflexión a los periodistas de verdad, a esos a quienes sí lee la gente y hagan lo posible porque escriban más del baloncesto femenino que está falto de gente que lo promocione y es lo que nos interesa a tod@s.

Yo sólo soy una mindundi, escribo en un blog personal mis impresiones como podría escribir la vecina del tercero para cuatro amig@s y lo único que conseguirán es que deje de hacerlo para evitar herir susceptibilidades por si digo o dejo de decir. Hoy estuvieron a punto de conseguirlo, menos mal que viene el parón FIBA y hay tiempo para reconsiderarlo.