Las lilas continúan con opciones y hay que ir a por ellas

Ayer de camino al Marina Besós me encontré por sorpresa la maratón de Barcelona. Me impactó ver los rostros de muchos de los corredores porque estaban sufriendo por conseguir llegar a la meta, era el km 26 y les quedaban otros 16 para conseguirlo bajo un sol de justicia.

Mi despiste me costó 5 kms de paseo andando hasta el pabellón porque habían cortado la circulación del transporte público, pero valía la pena. Era mi último partido de la temporada viendo a las lilas en directo y el partido se las prometía porque podían dar un paso enorme hacia la salvación.

Me esperaba un partido igualado y de muchos nervios. De entrada me equivoqué porque las locales cogieron una ligera ventaja en el primer cuarto, ayer la puntería parecía que estaba afinada y si a este equipo le entran se suma de tres en tres, pero el acierto fue disminuyendo y llegamos al descanso con igualdad en el marcador y con el tercer cuarto a la vuelta de la esquina.

Quesos El Pastor ya venía jugando bien en los partidos anteriores, pero no le acompañaba los resultados y ayer recogió la siembra en el campo donde valía doble. A la vuelta de los vestuarios las de Fran García se fueron adueñando del partido, las lilas no consiguieron meterse en el partido y lo acabó ganando el equipo visitante por 53-65 (17-10,9-18,15-21,12-16).

El arbitraje fue riguroso, pero creo que más afectó el parón por la Copa. Eché en falta esa tensión que había visto en los últimos partidos. Ayer había que ir a morir por cada balón, cerrar el rebote y que a las rivales les costase sangre, sudor y lágrimas anotar, pero que tres de sus jugadoras hoy formen parte del quinteto ideal de la jornada no es un buen síntoma y hay que tomar nota.

Al final del partido las lágrimas de las lilas Peña, López y Hurtado lo decían todo porque eran conscientes de que se había perdido una gran oportunidad y saben lo que ha costado llegar hasta aquí. Espero que hoy esas lágrimas se hayan secado y se den cuenta que todavía no hay nada perdido, cierto ya no dependen de si mismas, pero todavía hay opciones factibles y hay que ir a por ellas.

Foto: Snatt’s Femení Sant Adrià

Al resto de jugadoras que no tienen el ADN lila y probablemente estén de paso, espero que viendo el rostro de sus compañeras al final del partido entiendan y sean conscientes de lo que se están jugando. El sábado en Vitoria y el resto de jornadas toca pelear cada balón como si fuese el último y defender como si no hubiese mañana.

A RPK Araski en la Liga DIA siempre se le ha ganado, pero las vascas todavían tienen la permanencia pendiente de confirmar y se sienten en deuda con su afición por haber caído en cuartos en su Copa, así que el sábado saldrán seguro a darles una alegría.

De vuelta a casa me acordé de los maratonianos que había visto a primera hora, ellos no se rindieron y seguro que estas lilas no lo harán hasta el pitido final porque no se lo permitiremos.

Som-hi liles que sí que es pot !!!

Foto: Toni Delgado