Las valoraciones de una temporada no dependen sólo de la clasificación final

Ayer Spar Citylift Girona perdió en la complicada pista del BLMA de Montpellier por 98-69 en la vuelta de las semifinales de la Eurocup. El equipo francés es un equipazo formado por excelentes jugadoras que pueden ser titulares todas ellas en el que los cambios apenas se notaban en las rotaciones.

Foto: FIBA

Para poder tener un equipo de este nivel hay que disponer de un buen presupuesto y hoy Pere Puig, el director deportivo del equipo gerundense, a través de las redes nos lo ha cuantificado gracias a un artículo en el que el BLMA de forma transparente al inicio de la temporada anunciaba que su presupuesto era de 2.180.000€, de los cuales 1.392.000€ son invertidos por instituciones públicas francesas. Por su parte, Pere Puig comentaba que el del Uni Girona es cercano al millón de euros y el 75% es generado por el propio club a través de abonos, patrocinadores o actividades.

Igual que Puig comparaba el presupuesto del Uni al del Montpellier para poner en valor lo conseguido por el equipo gerundense. A nivel doméstico ocurre tres cuartos de lo mismo, cuando llegamos a este tramo de la competición en que hay que valorar los resultados de los distintos equipos, mirar sólo la clasificación resulta muy engañoso y hay que ponerla en contexto.

Para valorar realmente una temporada una de las variables que se debería de conocer de antemano sería el presupuesto de cada equipo. Seguramente algunos habrán maximizado el rendimiento de su dinero, otros su inversión no habrá surtido efecto y algunos es evidente que habrán confirmado lo esperado, pero lo que está claro es que si no se parte de las mismas condiciones nada es comparable y todo es relativo.