Cambage niega las acusaciones de intimidación en la WNBA

La estrella australiana de baloncesto Liz Cambage ha negado una queja recibida en relación a que llamó ‘culo gordo’ a las jugadores rivales de la WNBA mientras jugaba con los Aces de Las Vegas por conseguir un puesto en los playoffs.

La acusación fue hecha a través de Twitter por la alero de Chicago Allie Quigley después de que los Aces vencieron al Sky 100-85 el lunes por la noche para conseguir un 18-9 en la temporada.

«Es una pena que alguien que ha luchado con enfermedades mentales continuamente menosprecie a las personas en la cancha. No es la primera vez. Y la gente se pregunta cómo / dónde comienza la depresión. Sé mejor. Dedícate a jugar», dijo la tres veces WNBA All Star Quigley.

Cambage, quien la semana pasada escribió un sentido artículo sobre su batalla diaria contra la ansiedad y la depresión mientras explicaba por qué se había perdido varios juegos de la WNBA esta temporada, respondió rápidamente en las redes sociales y acusó a Quigley de mentir.»

¡¿POR QUÉ MIENTES?! Puedo hablar mal, pero nunca llamé a nadie imbécil», tuiteó.»

Y si alguna vez lo digo será porque las rivales consiguieron un buen botín, así que sé que nunca dije eso esta noche».

Cambage estuvo en el centro de algunos momentos polémicos en Chicago, pero aún así logró anotar 23 puntos y capturar 10 rebotes para los Aces.

Ella se peleó con la pívot de Sky Stefanie Dolson y la alero Cheyenne Parker y fue castigada con una falta técnica en el segundo cuarto después de que celebró anotar una canasta gritando en la cara de Dolson.

Parker recibió una técnica en el tercer cuarto cuando reprendió a Cambage después de que los dos se enzarzaron, en lo que parecío ser un encuentro fortuito.

El coach de Chicago, James Wade, dijo que Cambage estaba «protegida por los árbitros» y dijo que el comportamiento de la All-Star durante el partido fue «innecesario».

«Ella es una gran jugadora, no tiene qué hacer eso», dijo al Chicago Sun Times.

«Ella es una de las jugadoras más dominantes en la liga. El partido no tuvo que ser así».

Fuente: www.busseltonmail.com.au/story/6336381/cambage-denies-claims-of-bullying-in-wnba/

El artículo bien podría llamarse «Una de cal y otra de arena» porque después del artículo de la semana pasada en que Cambage se sinceraba sobre sus problemas de salud y se ganó el respeto de todo el mundo, lamentable que hoy cuatro días después la australiana  sea de nuevo noticia, pero ésta vez por menospreciar a las rivales y desgraciadamente no es ninguna novedad.