La victoria de las futbolistas en una jornada sin fútbol

Este fin de semana no tuvimos jornada de baloncesto en la Liga Femenina Endesa por los compromisos de las distintas selecciones, pero tampoco la tuvieron en la Liga Iberdrola de fútbol, pero por un motivo bien distinto y es que las futbolistas se plantaron y estaban en huelga para reclamar un convenio justo y equitativo.

Su parón en principio ha tenido efecto porque tras tres horas de reunión los sindicatos se comprometieron a no prolongar un parón teóricamente indefinido y la patronal aceptó  las exigencias de las jugadoras en cuanto al salario mínimo anual de 16.000 euros brutos a jornada completa que se quedaría en 12.000 al 75% de parcialidad, la petición mínima que exigían las futbolistas.

Además ambas partes son optimistas en cuanto a la protección en caso de maternidad, incapacidad o lesión.

Este acuerdo tiene fecha de firma prevista el 20 de diciembre, ahora bien será necesario que alguien aporte el dinero necesario para ello y veremos si finalmente termina por confirmarse o queda en nada y deben volver a plantarse.

Y hablando de trato justo y equitativo hoy la Diputación Foral de Álava ha presentado en  una campaña contra la discriminación hacia las mujeres en el mundo del deporte con motivo del 25N en el que han participado los equipos más representativos de Álava, entre ellos Araski.

Foto: Jull Roc

Ojalá el 20 de diciembre se ratifique el acuerdo de las futbolistas, estas campañas de concienciación no deban de existir y nuestras jugadoras de baloncesto por ejemplo sean consideradas profesionales de una vez porque ya va siendo hora, hasta entonces toca continuar reclamando nuestros derechos.