La competición en suspense y algún que otro suspenso

El jueves la FEB anunció la incorporación del operador de telecomunicaciones Finetwork como Socio Patrocinador de la selecciones masculina y femenina de Baloncesto de España hasta el año 2022. Una excelente noticia para alegrar estos días, pero lo que realmente interesa conocer a nuestros clubes femeninos es saber qué pasa con las competiciones en las que participan para poder gestionar la situación lo antes posible.

Un paro definitivo que parece inevitable, pero cuyo anuncio se va demorando y en su lugar se va anunciando la ampliación de la suspensión mientras los equipos como es lógico se van desmantelando. Seguro que la decisión que se adopte no contentará a todo el mundo, pero algo tendrá que hacerse porque la situación de indefinición actual no tiene ningún sentido.

Y como una es cotilla por naturaleza y en todas partes cuecen habas he mirado en Francia por ejemplo como tienen el patio. Al entrar en la web de la Liga Femenina (LFB) hay un comunicado al respecto que dice lo siguiente:

«INFORMACIÓN FFBB – COVID-19

Tras la progresión de la crisis de salud relacionada con la epidemia del coronavirus COVID-19, la Federación se reunirá el sábado 28 de marzo, por videoconferencia, y se pronunciará sobre todas las competiciones (campeonatos y copas), excepto las gestionadas por el LNB y en coherencia con él.

El 12 de marzo, la FFBB pospuso todas las competiciones desde el viernes 13 de marzo hasta el martes 31 de marzo inclusive, incluido el Top 8 Aréna Loire, que debía clasificar a los dos finalistas para la Copa de Francia.

Desde entonces, ha lanzado una reflexión sobre la adaptación de sus competiciones teniendo en cuenta la evolución de la situación sanitaria en Francia y las recomendaciones de las autoridades. Se están estudiando varias opciones que van desde la reanudación hasta la cancelación total de las competiciones de una temporada administrativa que finaliza anualmente, en baloncesto, el 30 de junio.

En consulta permanente con el LNB, la FFBB consultará a los clubes de LFB, LF2 y NM1, así como a sus ligas regionales y sus comités, antes de que la reunión de la federación se celebre el sábado 28 de marzo.

19/03/2020 – Servicio de prensa FFBB»

En el comunicado anterior del 12 de marzo emitido por la Federación se indicaba que la decisión del paro provisional se había acordado después de mantener una conferencia telefónica con los 12 clubes de la Liga de Baloncesto Femenino y fue una decisión tomada por unanimidad.

En nuestro caso como la información fluye a cuenta gotas poco se sabe de cómo se gestan las decisiones y si éstas están consensuadas con los clubes o se toman de forma unilateral.

Así que en ese sentido, de igual forma que no entiendo que a estas alturas la FEB no haya anunciado ya el paro de las competiciones femeninas tampoco entiendo que dada la situación actual la Asociación Nacional de Baloncesto Femenino no haya emitido un comunicado conjunto a través de su perfil en las redes sociales.

Es precisamente en estos momentos cuando esta Asociación tiene toda la razón de ser y los clubes deben ir a una para hacerse escuchar porque además de obligaciones tienen derechos como que se les escuche porque son los primeros implicados.

Confío en el trabajo de esa Asociación para que el baloncesto femenino sigue creciendo y quiero pensar que todos los clubes están trabajando y van de la mano haciendo frente común, pero si es así no estaría de más visibilizar esa unión al exterior para hacernos ver que se van dando pasos para ir avanzando en mejorar, la excepcionalidad de la ocasión creo que lo merece.

Y si realmente se cree en el trabajo de esa Asociación deberían ampliarla lo antes posible a los clubes de la LF2 para tener más peso porque unidos somos más fuertes. La liga es corta y más corta que va a ser este año, pues toca aprovechar el tiempo porque nos queda mucho camino por recorrer.