La competición se para en la República Checa durante 14 días

En la República Checa esta temporada tenemos a María Conde formando parte del USK Praha. El equipo dirigido por Natália Hejková ha jugado hasta la fecha cuatro partidos de Liga en los cuales ha conseguido holgadas victorias a pesar de las múltiples bajas del equipo. Entre dichas bajas tenemos la de la propia Conde que tan sólo ha podido jugar uno de ellos en el que consiguió un +31 de valoración por sus 23 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias.

Desde hace algunos días se anunció que a partir de este lunes se detienen todas las actividades deportivas en la República Checa. En el mejor de los casos, la restricción de los deportes solo se aplicará durante catorce días y en principio el USK Praha no volvería a jugar hasta el 27/10. Este parón aplica tanto a los atletas profesionales como a los aficionados, independientemente de si están registrados en una federación o no.

Desde el club comentaban al respecto del obligado parón que “es una situación muy desagradable para el deporte checo en general y el baloncesto en particular. Creíamos que la liga no se detendría, pero ahora debemos aceptar la decisión del gobierno y adaptarnos. Esperamos que los jugadores puedan regresar a los pabellones después de dos semanas y que la competición de liga comience lo antes posible.

Cabe señalar que los jugadores son en gran parte deportistas profesionales y con esta decisión en realidad estamos dejándoles sin trabajo durante dos semanas. Un descanso de dos semanas para la Liga provocará complicaciones tanto deportivas como económicas, y un descanso más prolongado solo lo agudizará. Intentaremos acercar el baloncesto a los aficionados de alguna forma incluso aunque se disputen a puerta cerrada».

Esperemos que este obligado parón también sirva para que las jugadoras tocadas de Natália Hejková puedan recuperarse de sus respectivas lesiones y recupere efectivos porque en el partido disputado este pasado fin de semana en el que ganaron al Sokol Hradec Králové por 79-85 jugaron tan sólo seis jugadoras de las ocho que tenía en el banquillo.

Fuente: Web del USK Praha