El domingo de Ramos RPK Araski se quiere llevar la palma

Ayer se jugó el primer partido de cuartos de los playoffs en Fontajau entre Spar Citylift Girona y RPK Araski que se quedó en casa por 69-59 (12-16, 21-13, 20-11, 16-19). El Uni Girona salvó los muebles de nuevo frente a un RPK Araski muy serio, centrado y sobretodo motivado que jugó sólo con ocho jugadoras por la baja de última hora de Binta Drammeh que es la segunda máxima anotadora del equipo verde.

Foto: Xavier Marquès

Este año cuando viene RPK Araski a Girona he optado por cambiar de sitio y verlo desde una zona más alta, en la distancia y con otra perspectiva. Así puedo poner en valor lo que hace un equipo humilde cuya aspiración es conseguir la permanencia y viene a jugar en una pista contraria como la de Fontajau contra un equipazo al que alguno ha bautizado como el del millón de euros que aspira al título.

Este año lo que se encuentra es una olla a presión con todo el público en contra, un ambiente ensordecedor, un órgano a toda castaña y desgraciadamente algún personaje que debería meterse la lengua en el bolsillo porque sólo hace que quedar en evidencia intentando poner nervioso al rival y hace flaco favor al resto de la afición. Silbar y quejarse es una cosa, pero faltar al respeto es otra que poco se le parece y creo que la próxima temporada me quedaré en casa para ahorrarme la vergüenza ajena.

Ante este panorama lo más normal sería que si estás en la pista o en el banquillo te hicieses pequeñito y la vorágine se te tragase, pero oye en estos dos últimos partidos vuelvo a ver ese carácter en las verdes de hace un par de temporadas y los complejos no sé donde los dejan. Ya les pueden silbar los oídos que ayer de nuevo estuvieron muy centradas y dieron un susto a la concurrencia que veía que las locales no se despegaban.

De nuevo me recordaron a las gladiators de hace dos años que peleaban por todos los balones y en este equipo pocas jugadoras hay de entonces, pero por fin se ha recuperado ese espíritu que en tantas ocasiones hemos echado en falta. Ha costado lo suyo, pero este tramo de la temporada sin duda dejará buenas sensaciones a tod@s.

Foto: Xavier Marquès

Ayer los araskizales vieron a su equipo en el cine en pantalla grande y disfrutaron viendo a esas jabatas que les representaban en la distancia. El domingo el equipo vuelve a jugar en casa el segundo partido, que será de vida o disfrute porque seguro no será de muerte. Los deberes se han hecho y esto es un premio, pero ojito porque si alguno tiene muy claro que no habrá desempate tengo mis dudas al respecto.

Esta mañana leía en la prensa gerundense la crónica del partido de ayer en la que hacían su particular comparativa para valorar el estado de ánimo de ambos equipos «Otro 8-0 al final del tercer cuarto ha terminado el duelo, aprovechando las concesiones de Araski, mucho más motivado y dispuesto a estas alturas de curso -eran ocho jugadoras- que el conjunto que hace semanas que no encuentra el tono. A nivel colectivo, sobre todo porque hay solistas que desafinan de manera preocupante, a nivel individual.«

Si las verdes mantienen esta intensidad y las gerundenses no empiezan a afinar de nuevo en apenas tres días, las de Made Urieta tienen sus opciones y pueden poner en serios aprietos a las favoritas. Para conseguirlo la marea verde tendrá un papel fundamental y a sabiendas que quizás sea la despedida de esta temporada se merecen que Mendi presente una gran entrada y se arrope al equipo ya que ayer no pudieron hacerlo.

Las verdes esta temporada han dado ya dos avisos a las gerundenses y a la tercera quieren hacer una muesca como sus paisanas vascas de IDK Gipuzkoa y Lointek Gernika. Las verdes también quieren conseguir tumbar a Goliat, tan sólo les falta un poquito y el domingo en casa tendrán de nuevo su oportunidad.

Araskizales, el domingo de Ramos a llenar Mendi de verde que las gladiators se lo merecen y aspiran a llevarse la palma forzando el desempate y no es nada descabellado !!!

Foto: Xavier Marquès

Booking.com
Booking.com