El adiós de Andrea Vilaró, la estrella de carne y hueso de los Pirineos

El discurso de Andrea Vilaró llorando en mitad de la pista del Palau d’Esports de la Seu d’Urgell al finalizar el partido de semifinales contra el Spar Citylift sonó a despedida y hoy efectivamente se ha confirmado que así fue.

Foto: Agustí Peña

La participación del Cadí en la Eurocup, una mejora de contrato en la renovación ofrecida por el club y continuar junto al excelente grupo humano que forma parte del equipo de La Seu dentro y fuera de la pista no ha sido suficiente para retener a la jugadora que ha sido la revelación de esta temporada.

Seguro que no ha sido una decisión fácil para Andrea Vilaró despedirse de un club en el que ha estado cuatro años, al que llegó lesionada, tocada anímicamente y del que se va habiéndose convertido en una de las mejores jugadoras de esta liga, pero hay trenes que pasan sólo una vez en la vida y no te los puedes quedar mirando.

A sus 26 años se marcha del club donde ha crecido para aspirar a mayores retos deportivos aunque seguro que sabe que a nivel personal difícilmente conseguirán hacerla sentir tan querida y apreciada en ninguna parte como lo han hecho sentir en la Seu.

Se despide del club ilerdense con humildad y agradecimiento infinito por el trato recibido por la que es su segunda familia con una emotiva carta que demuestra su enorme personalidad y calidad humana. Esta temporada hemos descubierto a una estrella de andar por casa, espontánea, divertida y con carácter que allá donde vaya seguro que no olvidará de donde viene y lo que le ha costado llegar.

Foto: Agustí Peña

Hoy en la Seu, el pequeño pueblo de los Pirineos donde siempre tendrá su casa, lloran su marcha como la lloramos todos porque somos un@s sentimentales, pero también comparten su alegría por haber contribuido a que haya pasado este tren al que seguro habrá subido llorando por tener que dejar a sus Pirineos atrás.

Ojalá el tren la lleve donde se merece y desea porque el billete se lo ha ganado por méritos propios, así como la admiración y el cariño de la afición por su forma de ser.

Mucha suerte Andrea y que los éxitos que seguro vendrán en el futuro no te cambien jamás y sigas siendo esta estrella de carne y hueso que hemos descubierto en la Seu.

Foto: Agustí Peña

Booking.com
Booking.com