El adiós de Rosó Buch, la sonrisa que se ganó als Girunins

A nadie escapaba que la llegada de Marta Xargay al Spar Citylift Girona traería consigo efectos secundarios porque era evidente que habían pocos minutos para muchas jugadoras en la misma posición y desgraciadamente hoy se han confirmado dichos efectos colaterales con la marcha de su capitana Rosó Buch al Valencia Basket.

La jugadora ha solicitado la desvinculación del club y desde las redes socials se ha comunicado que se ha aceptado, pero no era una salida deseada, aunque no pueden negar que quizás les haya hecho un favor indirectamente porque es evidente que la situación hubiese empeorado próximamente porque los minutos iban a escasear todavía más con el regreso en breve de Núria Martínez a las pistas.

A una jugadora como Rosó Buch no podían pretender tenerla en el banquillo como a una jugadora del filial para los minutos de relleno y si alguien se cree que iba a tener opciones para jugar teniendo jugadoras con el caché de Palau, Martínez, Vasic o Xargay en la plantilla no se le cree ni él por muy buenas intenciones que tenga quien lo diga.

Foto: David Subirana

La afición pierde a una jugadora muy querida quizás la que más, pero hay que ser realistas y su salida será probablemente beneficiosa para ambas partes: el club se ahorrará una ficha, se evita un problema de gestión de equipo a Èric Surís y dará la oportunidad a la jugadora de Mataró de continuar jugando y creciendo en un club de alto nivel como Valencia Basket que está vivo en todas las competiciones.

Rosó Buch en su trayectoria en el Spar Citylift Girona ha convivido y crecido al lado de Noemí Jordana, Núria Martínez, Laia Palau, Sonja Vasic y ahora le iba a tocar además con Marta Xargay, una sombra demasiada alargada para una jugadora que en este tiempo se ha ganado su propio espacio y deslumbra por si sola algo que difícilmente hubiese podido continuar haciendo.

Es una lástima que esta relación acabe a media temporada para una jugadora que llevaba tres años y medio en el club y ha sido fundamental para llegar a estas alturas de la competición con opción a todo, pero mejor acabar hoy con una sonrisa y un bonito comunicado dando las gracias a todo el mundo que hacerlo triste en los próximos meses porque si alguien no se merece marcharse triste de ningún sitio es Rosó con las alegrías y sonrisas que ha repartido por allá donde ha pasado.

Seguro que no habrá sido una decisión fácil para Rosó hacer las maletas, pero ha sido honrada y valiente. Hay que felicitarla por querer seguir creciendo y no querer acomodarse formando parte del campeón y es lo que quizás hubiesen hechos otr@s.

Seguro que con su capacidad de trabajo y su simpatía le irá muy bien a nuestra capitana en Valencia y allá adonde vaya. A partir de ahora ir a Fontajau cada domingo para much@s ya no será lo mismo porque como dice la canción trobarem a faltar el teu somriure y tu magia.

Aunque no tenga el caché de sus compañeras, estrellas consagradas de nuestro deporte, a nuestra Rosó a ganas, carácter y simpatía no la gana ninguna de ellas y por eso seremos much@s los que la echaremos de menos.

Molta sort Rosó y molts èxits perquè te’ls mereixes!!!

 

«Mai no és massa tard per tornar a començar,
per sortir a buscar el teu tresor.«

 

Booking.com
Booking.com