La historia de Abby Bishop: una inspiración para todos

Ayer el Spar Citylift Girona anunciaba el fichaje de Abby Bishop, ala-pívot australiana de 1,86 m. y 31 años con un amplio currículum a sus espaldas. Llega al equipo gerundense procedente del Townsville Fire australiano con una media de 16 puntos y 7 rebotes y tras haber jugado en el KSC Szekszaird húngaro el año pasado donde tuvo un papel destacado con 18 puntos y 7 rebotes por partido.

Con la selección absoluta australiana ha ganado diversas medallas, en 2010 hizo su debut en la WNBA con el Seattle Storm donde ganó el campeonato y en Australia ganó el MVP de la temporada 2014 con el Canberra Capitals y ha sido elegida dos veces en el quinteto ideal de la WNBL (2009 y 2015).

Estos datos los habremos leído en varios medios desde ayer, pero lo que quizás no ha trascendido tanto son algunos detalles sobre su vida personal que nos dejan entrever que el Uni Girona han fichado a una excelente jugadora, pero mejor persona y sólo hay que buscar algún artículo sobre ella más allá de nuestras fronteras para hacernos una idea del perfil humano de esta australiana como este publicado que estuve leyendo ayer …

«Abby Bishop, es una chica de campo del sur de Australia, tiene un talento para el baloncesto con el que los mortales solo podemos soñar. Ella fue lo suficientemente buena como para representar a Australia en las categorías de formación y llegar a la WNBL (liga australiana). En su primera temporada en la liga, Bishop pudo ganar el premio a la Novata del Año 2006.

Ella ha jugado 12 años en la liga, siendo nombrada MVP de la liga una vez, ganó tres campeonatos y fue nombrada en el quinteto All-Star en 2009. Sumado a este brillante currículum en casa, Bishop ha jugado tres temporadas en la liga más dura del mundo, siendo afortunada por jugar en Seattle Storm en 2010 cuando ganó su Campeonato WNBA.

Bishop también fue nombrada Jugadora Internacional del Año en 2011 y fue parte de la victoria del título mundial en 2010. Todo esto con tan sólo 28 años.

La parte más sorprendente de esto es lo que Bishop ha tenido que luchar para llegar al pináculo del deporte que ama tanto. Bishop fue una jugadora de banquillo para las Storm de 2010, jugando pocos minutos. En su estilo de juego Bishop, jugaba duro cuando estaba en la cancha. Sin embargo, en lo que solo se puede describir como mala suerte, sufrió una conmoción cerebral durante un entrenamiento de postemporada de las Storm, siendo descartada para la mayoría de los playoffs. Ella pudo regresar para las finales del campeonato.

En 2014, Bishop se convirtió en madre soltera cuando decidió cuidar a tiempo completo a su sobrina de dos días. A la edad de 24 años, cuando la mayoría de las personas todavía están muy centradas en sí mismas, Bishop se convirtió en un madre soltera que se llenó de alegría. Ella hizo esto sin las redes de apoyo habituales a su alrededor. Su familia estaba dispersa por todo el país y no había una pareja a largo plazo para respaldarla cuando iba a trabajar. El cuidado de niños no es una opción para alguien que tiene viajes por carretera al otro lado del país.

Foto: dailymail.co.uk

Bishop no dejó que esto la detuviera. Pudo hacer de Zala el centro de su mundo. Si bien el baloncesto se convirtió en la pasión secundaria, lo que la gente no puede reconocer es que los atletas deben seguir jugando para pagar las facturas. Como deportista femenina, Bishop necesita viajar por el mundo para hacer esto debido a la pésima remuneración que las mujeres suelen recibir por practicar deporte.

Solo un año después de tomar la custodia total de Zala, Bishop se vio envuelta en una disputa con la Federación de Australia que finalmente la llevó a retirarse del equipo de las Opals australianas. Esto se debió a que la federación no quiso pagar dinero extra para cubrir el costo de viajar con Zala. Como madre, la separación de su hija no era una opción.

Si bien la Federación de Australia lo hizo por razones que creyeron que beneficiaron a su equipo, Bishop tomó una posición que con suerte beneficiará a las deportistas femeninas en los años venideros. No quería que Zala durmiera en otro hotel ni dejarla en casa. Bishop eligió la familia. Una niña pequeña nunca debe dormir en una habitación extraña sin acceso a su red de apoyo, en este caso su madre.

Desde que nació Zala, Bishop siempre ha viajado con una niñera, este es un costo que ella tiene en cuenta en sus compromisos profesionales, con la excepción de Francia, Zala fue a la escuela de francés a los tres años porque comienzan siendo jóvenes. Sin embargo, Bishop no debería tener que pagar cuando representa a su país. Es un honor, pero nadie debe perder dinero cuando juega y representa a un país.

Foto: dailymail.co.uk

Afortunadamente, la Federación de Australia tiene un liderazgo progresivo y suavizaron su postura, ofreciendo formas de ayudar a Bishop. Lo que la mayoría de las personas probablemente no se dan cuenta es que cuando viaja, Bishop ya paga por habitaciones separadas cuando es necesario mientras viaja con su equipo doméstico para que su situación no afecte a sus compañeras de equipo.

Sin embargo, no es la historia del individuo frente al poder de la Federación lo que más inspira. Bishop se inscribió para jugar en Hungría para la temporada 2015-16, pero debido a su lesión en los isquiotibiales no pudo cumplir su compromiso con su contrato. Entonces, después de acordar mutuamente que era mejor que ambas partes terminaran el acuerdo, Bishop regresó a la WNBL, jugando con las Capitals de Canberra.

Ella jugó esta temporada de WNBL con hematomas en los huesos y un problema de isquiotibiales, siendo tratada por personal médico. Jugar con dolor es algo que hacen los atletas, pero cuando no mejora, se deben tomar medidas. Bishop fue tratada por algunos de los mejores médicos del condado y, con el permiso de la AMA, recibió un medicamento que contenía sustancias prohibidas para ayudarla a sanar al final de la temporada.

Este tratamiento tuvo efectos secundarios. Para Bishop, eran casi letales. Después de desmayarse en casa, su madre llamó a una ambulancia y se descubrió que Bishop tenía una coagulación masiva en su brazo que se había convertido en trombosis venosa profunda. El miedo a no poder mover una de sus extremidades, para una deportista profesional, debe ser inmenso.

Como la mayoría de las personas sabe una trombosis puede ser letal. Entonces, para tratar el efecto secundario de su tratamiento, los médicos tuvieron que ponerle medicamentos anticoagulantes. Esto es peligroso ya que evita que se formen coágulos sobre un corte y una persona puede morir por pérdida de sangre.

Afortunadamente, Bishop pudo superar todas estas situaciones médicas. Jugando en Seatle nuevamente y luego en Francia, Bishop pudo comenzar a reconstruir su carrera. Bishop recuperaba la alegría por el simple placer de volver a la cancha de baloncesto después de enfrentarse a la posibilidad de no poder volver a hacerlo jamás.

 

Abby Bishop había vuelto. Ella firmó en aquella temporada para jugar con su equipo local el Adelaide Lightening y recientemente fue nombrada como parte del equipo de la Copa de Asia Opals para jugar en la India. Desafortunadamente, justo antes del viaje, Bishop fue descartada por una lesión en el tobillo. Un cúmulo de cirscunstancias que parecen un guión de una película.

A pesar de todo esto, Bishop ha seguido siendo la misma persona positiva y sorprendente que siempre hemos admirado. Cuando esta embajadora del deporte australiano cuelgue las zapatillas, probablemente por razones familiares, su legado será mayor que lo que hizo en la cancha de baloncesto. Bishop probablemente tendrá que retirarse antes que la mayoría para proporcionar un entorno estable y seguro para criar a su hija. Una base sólida en el hogar para la escolarización es de vital importancia para el bienestar de un niño y, si has leído este artículo, sabes que Bishop hará cualquier cosa por su hija.

Es molesto para mí pensar en el hecho de que vamos a perder un talento tan prodigioso en el baloncesto porque el suelo es muy bajo para las mujeres. Si a las mujeres se les pagara de forma similar a los hombres, podría jugar en una liga más tiempo, permaneciendo así más tiempo en este deporte.

Cuando Bishop se retire, su legado será ser una gran jugadora de baloncesto, pero también un modelo a seguir, un referente, pero sobre todo por ser una madre que muestra al mundo que todo es posible. Sólo tienes que creer que puedes hacerlo.»

Foto: dailymail.co.uk

 

BIENVENIDAS ABBY Y ZALA !!!

 

 

Foto portada: Spar Citylift Girona

Booking.com
Booking.com