Olvidadas mayoritariamente en las charlas de estos días

Estos días tenemos las redes sociales a rebosar con la celebración de webinars, charlas y mesas redondas con entrenadores y ayudantes como principales protagonistas.

Salta a la vista viendo los carteles que quienes se llevan mayoritariamente el protagonismo son los hombres de las ligas masculinas. Es prácticamente imposible encontrar a nuestras mujeres entrenadoras y ayudantes y quienes también apenas han aparecido casi son los entrenadores masculinos de nuestras competiciones de Liga Femenina y LF2.

También he llegado a escuchar en algún coloquio que el moderador daba la bienvenida a hombres y específicamente a mujeres porque «ya sois muchas las que nos escucháis» … en fin sin comentarios.

Eso sí toca reconocer como excepción a la Federación Catalana de Baloncesto que con mano izquierda en la organización de sus clínics de bolsillo. En estos clínicas cada semana hay dos charlas y se están alternando como protagonistas a un hombre y a una mujer.

De momento ya han pasado Montse Gallegos, Ólga Vázquez, Raquel Romo, ya está anunciada Mireia Capdevila para la próxima semana y también se ha pasado Bernat Canut que representa a la Liga Femenina.

Por su parte la Federación de Baloncesto de Castilla y León también lo ha tenido en cuenta y en algunas de sus mesas redondas ha participado alguna mujer: Andrea Galán, Raquel Romo y Anna Junyer.

Para la próxima semana está anunciado un clínic de entrenadores organizado por el Campus Castelo de Allariz al que asistirán entrenadores ayudantes y está prevista la presencia de Gloria Estopà y Sandra Prieto y poco más.

Por eso cuando ayer vi a última hora el cartel del próximo lunes de las charlas que organiza el Nou Bàsquet Paterna con siete protagonistas femeninas no pude reprimir un «YA ERA HORA» porque estas mujeres también están confinadas como ellos, pero parece que sean invisibles y son igual de válidas.

Nos quejamos hasta la saciedad que los medios de comunicación pasan mayoritariamente de nuestro baloncesto femenino, pero si ni los propios clubes unisex en estos días, ni el propio colectivo de entrenadores colabora en visibilizar el trabajo de sus compañeras sinceramente apaga y vámonos.

Así que felicitar a todos quienes organizan estas iniciativas compartiendo conocimientos y experiencia para hacernos más llevadero el encierro, pero sobretodo dar las gracias especialmente a quienes excepcionalmente se han acordado de ellas y de nuestro baloncesto femenino.

Ojalá algún día cuando vea carteles como el del NB Paterna con amplia presencia femenina no me impacte como me pasó ayer porque entre dentro de la normalidad, pero no nos engañemos o la normalidad la empezamos a construir entre todos y empezamos a aprovechar las oportunidades que genera el propio gremio o jamás llegará y ni tan sólo nos acercaremos.