Andrea Vilaró: «Es triste: ahora venía lo mejor»

Andrea Vilaró (Barcelona, ​​1993) levantó su primer título FEB en el último partido que habrá jugado hasta después del verano, como mínimo. La Copa, en Salamanca en una final en la que, con su aparición a 2:28 del descanso, las castellanas comenzaron a terminar con el triple que hizo el límite del segundo cuarto (43-33). «Tengo la pareja y decidimos quedarnos aquí, que estamos bastante mejor que en Barcelona», dice de la cuarentena, desde la Seu.

Se acabó la competición, oficialmente, esta semana …

Sí, es triste: ahora venía lo mejor de la temporada. Queda un buen sabor, pero acabar así, marchándonos tan rápido y sin poder disfrutar de esta parte final, que es lo que más nos gusta …

Ni tiempo de celebrarla, casi?

Sólo la cena con el equipo, la directiva y las familias el mismo domingo. El miércoles nos íbamos a Kursk, después nos dijeron que suspendían los entrenamientos desde aquel día, y poco más. Me fui el viernes.

La decisión de la FEB se veía venir, pero el título desierto?

Pienso que las cosas se tienen que jugar hasta el final, pero siendo una situación tan extraordinaria, que ni las bases de competición lo pueden prever … Son decisiones que se deben tomar y que lo más sensato es dar por suspendida la competición y, lo más justo, dos equipos en la Euroliga y cuatro a la Eurocopa del próximo año.

Tiene firmada otra temporada con el Perfumerías Avenida. Como se ha visto este primer año?

Tenía muy claro, desde el principio, que sería complicado. Porque marchas después de estar cuatro años en un club que es como tu casa. Metodología nueva, compañeras nuevas, la presión y qué significa estar en Salamanca … No ha sido tan mala. Hago autocrítica, evidentemente: podría haber sido mejor a nivel físico y mental. Quizás en los partidos más importantes no he podido disfrutar de los minutos que me hubiera gustado, pero todo sirve para aprender, seguir mejorando.

En Salamanca ya había jugado como rival. Qué cambia tanto?

Es un club que lucha por todo y, tanto si juegas bien como mal, casi siempre te criticarán. Buscan el máximo y el mejor para su equipo. La afición siempre está muy encima y anima mucho, pero cuando las cosas van mal te exigen más. Es normal: van a buscar todos los títulos y eso supone una presión que tienes que saber llevar.

Hablaba de aprendizaje. Compartir posición con una campeona del mundo como Jewell Loyd …

Son jugadoras de primer nivel, como ella o Tiffany Hayes. Ya lo sabía, que sería complicado. La gente muchas veces valora que juegues o no, lo que muestres en la pista. Pero hay un trabajo invisible durante el año, y en este aspecto he crecido: estar todo el año defendiendo estas jugadoras te hace crecer. He dado un paso adelante en el día a día.

Venía del oro en el europeo y tendrán un verano con descanso. El momento de consolidarse, el curso que viene?

Todo el mundo necesita tiempo, cuando cambia de trabajo, para adaptarse y conocer la gente. Y eso ya lo tendré. En verano me centro en mejorar y tengo expectativas de que las cosas salgan mejor, tanto en grupo como a título personal, que seamos un equipo más sólido.

Hace poco más de un año, también en la Seu, cogía el micrófono terminada la semifinal con el Spar Citylift Girona. Como recuerda ese momento? Ya tenía decidido marchar?

Tenía las ofertas pero no había tomado ninguna decisión. Lo hice de corazón y no sólo por lo que podía pasar, sino porque habíamos hecho un año muy bonito como club, afición, equipo …

Se merecían que les diéramos las gracias y fue un momento difícil para mí: estaba tomando la decisión de marchar como cuando lo haces de casa. Fueron diez días de mucha emoción, llevarlo dentro y no quererlo decir porque mucha gente te llama y necesitas escuchar qué te dicen.

Fuente de información: L’esportiu – «Es triste: ahora venía lo mejor» – Borja Sánchez

Booking.com
Booking.com