Iria Uxía, la coach gallega en tierras alemanas

Pues reconozco que tenía ganas de saber más sobre Iria Uxía y qué mejor día que el del trabajo porque esta doctora en ciencias del deporte y currante del baloncesto que ha estado los últimos años como entrenadora ayudante en la Leb Oro, Leb Plata y Liga EBA no dudo en hacer las maletas e irse esta temporada a Alemania a ganarse la vida con la dificultad añadida del idioma.

En Alemania primero se incorporó como ayudante al cuerpo técnico del ETB Miners Essen y más tarde se convirtió en entrenadora del primer equipo de los Rockets de Gotha (Regionalliga) y también de desarrollo individual de jugadores del Basketball Löwen de Erfurt (ProB, competición equivalente a la LEB Plata española).

Foto: ETB Miners Essen

Los resultados en el ETB Miners Essen no acompañaron, pero como dicen no hay mal que por bien no venga porque apenas tuvo tiempo de replantearse el futuro que a los pocos meses surgió la oportunidad de incorporarse a la estructura del Rockets de Gotha, quienes en la nota de prensa en la que anunciaron su fichaje se mostraban muy afortunados por tener la posibilidad de incorporar a la gallega en su estructura.

Foto: Rockets de Gotha

En el primer equipo del Rockets de Gotha es entrenadora y en las sesiones que realiza el plantel ejerce de entrenadora asistente. En las tareas que tienen programadas es responsable de algunas partes del entrenamiento, como todo el trabajo que se hace con los pívots, además dirige los entrenamientos individuales con todo el equipo.

Con los jugadores jóvenes hace un par de sesiones de trabajo individual a la semana y les tutoriza en su paso hacia el alto rendimiento. Para ello programan muchas charlas y sesiones de vídeo individual y además ellos juegan conmigo como primera entrenadora en el equipo de los Rockets. Realiza un trabajo similar al de los jóvenes de ProB en el Basketball Löewen de Erfurt con los jóvenes talentos del club.

En el mismo hay un grupo cadete muy bueno con jugadores en el equipo nacional o su órbita y el equipo de los Rockets está muy enfocado al desarrollo de todos estos jugadores jóvenes, aunque también hay que ganar porque me ficharon estando últimos y con la necesidad de salvarse.

El coronavirus evidentemente también ha afectado a la competición alemana. Hace un mes y medio su equipo se enfrentaba a un equipo con un jugador contagiado y hasta el último momento no se decidió suspender el partido, pero a los pocos días ya se canceló definitivamente la temporada y estaba pendiente de decidir si se quedaba en Alemania o se volvía para casa.

Foto: Basketball Löwen de Erfurt

En relación a marcharse de la zona de confort para irse a Alemania no debía ser una decisión fácil ni mucho menos. Hace poco en una entrevista en un medio gallego le preguntaban si se sentía sola estando fuera y respondía que «se puede entender como que la soledad forma parte de la vida del entrenador, pero eso se lleva al extremo cuando estás fuera y más si no hablas el idioma. Siempre tienes a tu familia y amigos al teléfono, pero evidentemente en el día a día tienes muchos momentos de soledad.

Además, en donde vivo, no hay un grupo de españoles con el que poder contactar, pero la gente aquí es más abierta y cercana que donde vivía antes en el oeste y eso se agradece. Sin embargo, ahora, sin las sesiones de entrenamiento, el contacto y la relación diaria con los jugadores y otros entrenadores, seguramente que esos momentos de soledad se acrecentarán.

En cuanto a la adaptación como es normal las primeras semanas necesité un tiempo para entender la estructura de colaboración entre los clubes, para conocer a sus jugadores y que ellos conociesen mi persona y mi manera de trabajar, pero desde el principio nos entendimos bien y no fue complicado. Sería lo mismo que al llegar a cualquier club en España y como ya llevaba cuatro meses en Alemania eso me facilitó mucho la adaptación a la vida del día a día.»

Sobre la valoración de esta nueva experiencia comentaba que «Sí, muy positiva. Está siendo un año con muchas experiencias nuevas, primera temporada fuera de España, de primera entrenadora, fichando para hacer mi equipo, muchas negociaciones con agentes, gestionar un vestuario con derrotas y lesiones, ser destituida, coger un equipo con la temporada empezada y en una mala situación y tener que salvarlo, adaptarse a nuevos clubes, ligas, equipos, jugadores y ciudades…

Foto: Rockets de Gotha

Solamente faltaba un coronavirus que llevase a las competiciones deportivas a una situación nunca antes vivida para completar la temporada. Creo que estoy aprendiendo bastante con todas estas experiencias y, aunque reconozco que no han sido nada sencillas y que algunas han sido duras, me alegro de haber tomado la valiente decisión de venir a Alemania. Sinceramente, valoro muy positivamente todo lo vivido y considero que todo esto me está permitiendo crecer como profesional y como persona.»

Y sobre su continuidad hace unas semanas comentaba «El club y yo ya nos habíamos sentado para empezar las negociaciones. Ellos me han dicho que están contentos conmigo y quieren que continúe formando parte de la entidad. Sin embargo, creo que ahora no sabemos el alcance que el coronavirus puede tener ni las consecuencias que puede acarrear a nivel económico para el deporte en general de cara a la próxima temporada.«

Ojalá el coronavirus no afecte e Iria Uxía pueda seguir disfrutando de esta experiencia en Alemania la próxima temporada. Aunque en ocasiones se sienta sola, para nada debe sentirse así porque es sin duda un referente en la distancia a quien admiramos por su valentía por afrontar este reto.

 

 

 

Foto portada: Wolfgang Gleichmar

Booking.com
Booking.com