«Las competiciones femeninas han estorbado» por Àlex Gozalvo

«Las competiciones femeninas han estorbado»

El deporte femenino levanta la voz y denuncia un nuevo agravio comparativo

«Me duele mucho, como futbolista profesional, que la federación no nos considere profesionales. Esto no tiene nada que ver con el dinero o el COVID-19. Toma las decisiones que tengas que tomar, pero primero intentalo todo y después, si no es viable, hazlo con dignidad». La frase de Merel van Dongen, jugadora del Betis, describe el sentimiento de las jugadoras de fútbol y baloncesto que compiten en la máxima categoría. «Es vergonzoso», confirma Priscila Borja, compañera de equipo en Sevilla de la jugadora holandesa. Mientras las ligas de fútbol, ​​fútbol sala y baloncesto de hombres apuran sus opciones de reanudarse, las de mujeres llevan días canceladas.

«No estoy de acuerdo con la decisión. Siempre se habla de igualdad y a la hora de la verdad los hechos no acompañan a las palabras. ¿Por qué siguen las competiciones masculinas y no sus homólogas femeninas? Qué igualdad es esa? Hacen un discurso, pero las decisiones no son coherentes. Yo soy de las que se creyó el discurso del inicio de temporada en el que querían hacer una Primera Iberdrola equiparable a la masculina, pero cuando pasan estas cosas … Entiendo que no estamos hablando de lo mismo potencial económico, pero esperaba que, a pesar de las dificultades, apostaran por intentar que la competición continuara. Quizás algunos clubes no hubieran podido adoptar los requisitos, pero ni siquiera se lo han planteado. No he visto que lo hayan intentado y eso es lo que más me sorprende «, opina Laura Ràfols, ex jugadora del Barça y columnista del ARA.

Lejos del fútbol, ​​la incredulidad es la misma. «Al baloncesto femenino no nos jugamos nada económico, sólo luchamos por un trofeo. El deporte masculino mueve intereses económicos y, en cambio, nosotros no ingresamos nada ni por derechos televisivos. La Ley del Deporte no considera las jugadoras de baloncesto como deportistas profesionales.

Por un lado, tenemos que tener una estructura como la de otros clubes. Por la otra, ni siquiera podemos optar a muchas cosas «, dice Cayetano Pérez. El presidente del Spar Girona espera que se pueda buscar una reforma legislativa para adaptar algunas normativas que se han quedado anacrónicas. «Nosotros estamos planificando la próxima temporada con la misma ilusión de siempre, pero la realidad es que el deporte femenino siempre sale peor parado de cualquier crisis. No hay una visión empresarial y falta darle más visibilidad a lo que hacemos. El baloncesto femenino está muy arraigado en Girona y, por suerte, contamos con una masa social muy fiel, pero nos esperan momentos complicados «, reconoce.

Foto: Laura Ràfols, ex jugadora del Barça de fútbol / Francesc Melción

«A mí es una decisión que no me ha causado ninguna sorpresa. Como siempre, las competiciones femeninas han estorbado y lo único que hacen es eximir los pecados. Esta temporada parecía que querían hacer ver que el deporte femenino interesaba, pero se ha demostrado claramente que a la hora de la verdad no tenían un interés real. Las federaciones apuestan por el deporte de mujeres que no les queda otra, pero siempre ha sido un segundo o tercer plato. Estas cancelaciones son el mejor ejemplo «, explica Carme Lluveras, a quien el COVID-19 ha impedido viajar a Estados Unidos para hacer de entrenadora ayudante invitada a la WNBA.

Diferentes grupos políticos, desde espectros ideológicos tan diferentes como Compromiso o el PP, han criticado la decisión de anular las competiciones de mujeres y han alertado de que el regreso del deporte profesional excluye el femenino.

Pendientes de la Champions

En condiciones normales, la Champions femenina estaría preparando la final del día 24, pero la UEFA decidió aplazar la cita en Viena. El grupo de trabajo estudia ahora la mejor manera de finalizar la competición, que quedó parada en los cuartos de final, y no será sencillo encajar calendarios de manera justa para todos los equipos, porque cuatro de los clasificados tienen las ligas canceladas.

Son los casos de los dos clubes de la Primera Iberdrola, el Barça y el Atlético de Madrid, y los dos franceses, el Olympique de Lyon y el PSG. En Alemania, que está representada por el Bayern Múnich y el Wolfsburgo, sí que se ha trazado un plan para retomar la Frauen Bundesliga, que volverá el 29 de mayo y hasta el 28 de junio.

En Inglaterra, con el Arsenal en acción, la voluntad es continuar con la FA WSL, pero no se ha determinado aún cuando ni como, pendiente aún de resolver el futuro de la Premier masculina, mientras que el Glasgow City tampoco tiene ninguna certeza : la liga escocesa acababa de empezar cuando se detuvo el país y no tiene confirmación de las fechas de reanudación.

En Italia, el Comité Científico Técnico aceptó que los equipos comiencen a entrenarse en grupo a partir del 18 de mayo, añadiendo algunas medidas a los protocolos.

Este miércoles, la liga ha propuesto el 13 de junio como fecha para reanudar la competición. Los equipos femeninos, sin embargo, todavía esperan una resolución para acabar con las seis jornadas que les quedan. El único apunte que hizo el Comité Científico era que habría que aplicar un protocolo adicional, valorando los recursos que tienen los clubes que no tienen una estructura profesional detrás.

En Sant Joan Despí sospechan que las fechas que propondrá la UEFA rondarán el mes de julio pero aún no tienen nada claro cuándo podrán volver a entrenarse. Tras confirmar que la Primera Iberdrola se daba por cerrada, jugadoras y cuerpo técnico se han dado unos días de vacaciones hasta finales de mes, informa Natalia Arroyo.

Fuente de información: “Les competicions femenines han destorbat” por Àlex Gozalvo

Foto portada: Marta Xargay, jugadora de l’Spar Girona / David Borrat

Booking.com
Booking.com