El fichaje inesperado que nos alegró especialmente la semana

Esta semana hemos tenido varios fichajes en la Liga Femenina y la LF2, algunos de ellos de mucho renombre, pero si alguien tuviera que adivinar el que me ha hecho más ilusión conocer apuesto a que nadie lo acertaría ni por asomo.

La protagonista del fichaje es Sara Ortega, una jugadora nacional, el año pasado no jugó por decisión propia, el anterior jugó en primera nacional, ha fichado por un equipo de LF2 el HGB Ausarta Barakaldo y la próxima temporada compaginará trabajo y deporte.

Hasta ahí tampoco tendría nada de especial la historia, pero luego recuerdas que hace tan sólo cinco años a esta mujer con 21 años con toda la vida por delante le diagnosticaron un linfoma de la noche a la mañana, tuvo que parar en seco su vida, le plantó cara y le ganó la partida échandole narices como lo contaba ella misma en su día en una entrevista publicada en «Kia en Zona»:

«La verdad y con perdón de la palabra, de esta he salido con muchos cojones. Pero es que es así, hacen falta muchos cojones para salir adelante en esta situación. Días después de la quimioterapia te entran ganas de no darte más, de mandarlo todo a paseo. Durante este tramo de mi vida me he dado cuenta de que la palabra cáncer es una palabra muy fuerte y también la peor enfermedad que le puede pasar a alguien. Pero se puede salir y se sale. Hay que aguantar mucho pero se sale.

Cuando me dijeron que tenía cáncer lo primero que se me pasó es que el baloncesto se había acabado. Le pregunté a la hematóloga si iba a poder jugar, aun sabiendo ya la respuesta, que fue claramente un no rotundo.

Sara entendió qué es la vida, ha comprendido que la clave para ser feliz es disfrutar de cada momento e instante que el día te regala. Jamás se rindió. Jamás temió por estar viviendo un último día. Fue fuerte cuando más feo estaba todo. Nunca dejó de sonreír y gracias a su entorno logró encontrar la salida de aquella pesadilla. «Las cosas tienen la importancia que les pone uno mismo'».

 

El otro día mientras estaba leyendo en las redes sociales la noticia de su fichaje que le permitirá volver a jugar en la LF2 donde lo tuvo que dejar con su Araski que el año siguiente subiría a la LF, me podía imaginar su alegría y hoy lo he podido certificar al poderla escuchar esta mañana en el programa matinal de «Los kiroleros» y sobran las palabras …

 

 

Sólo podemos alegrarnos por todo lo bueno que le pase a la gladiator araskizale de Sara Ortega, no ha ganado la Copa ni la Liga, pero desde que conocí su historia hace ya unos años se ganó mi respeto y admiración porque es un ejemplo para tod@s y se merece que las cosas le vayan bien, pero que muy bien.

Zorionak Sara y disfruta a tope de la temporada !!!

 

Foto portada: Igor Martín

Booking.com
Booking.com