Bernat Canut: «Nos esforzaremos para que nuestra gente se sienta orgullosa de ser del Cadí La Seu»

Bernat Canut (Seu d’Urgell, 1989) comienza la cuarta temporada dirigiendo el Cadí La Seu, un club que siente como propio. De hecho, tal es este el secreto del éxito. La carrera de fondo de los últimos años confirma una línea ascendente que recibe el premio de repetir presencia en la Eurocup. Antes, sin embargo, intentará levantar la Lliga Catalana contra el Spar Girona.

¿Fue un choque que la temporada pasada terminara suspendiendo por coronavirus?

Nos vimos obligados a parar sin previo aviso, y eso siempre sorprende, pero no tuvimos más remedio que hacerlo. Nos pilló en un buen momento, habíamos conseguido coger una gran dinámica de juego. Este año nos tendremos que adaptar, porque seguro que saldrán casos positivos. Habrá que hacer un ejercicio de transparencia y aceptar la realidad, teniendo en cuenta que debe prevalecer la salud de las deportistas y de los trabajadores que formamos parte de los clubes.

Como se convive con la desazón de no saber cómo irá todo?

No será una temporada normal, esto es imposible. Basta con mirar la NBA, que ha tenido que construir una burbuja de una magnitud gigante para acabar el curso. Conociendo la situación que nos toca vivir, no nos podemos poner nerviosos. Pero exigimos y echamos de menos ideas más claras, porque ¿qué se decidirá cuando un equipo se quede con pocas jugadoras? ¿Y si se empiezan a anular partidos? El calendario es muy apretado. Si hasta ahora éramos catorce equipos en Liga femenina, y en principio no se podía aumentar, este que será el curso con más incertidumbres amplía a dieciséis equipos que no ha habido descensos y han subido dos … Que ya me parece bien, eh ?, aunque esta es otra sorpresa.

Pero los retos nunca terminan y ahora comienza un nuevo curso apasionante.

Deportivamente no me imagino nada que no sea competir. Si después pasan cosas extradeportivas, nos adaptaremos; pero empezamos más motivados que nunca. Hacía más de cinco meses que no jugábamos y veo las jugadoras cargadas de ganas. De ilusión por hacerlo bien, no falta.

Foto: Santi Iglesias

 

La plantilla ha cambiado piezas, pero la fuerza del colectivo no pierde peso.

Estoy muy contento con la confección de la plantilla. Hay una base de jugadoras catalanas y nacionales que comparten muchas cosas, como el trabajo y el talento. Esta debería ser nuestra identidad para dar continuidad al esfuerzo que hacemos en la pista. Queríamos tener un grupo de diez-once jugadoras para hacer rotaciones, y hemos conseguido el perfil de jugadoras que deseábamos tener. Sabemos que la Liga crece, que los rivales se refuerzan y veremos donde nos sitúa la competición, pero nos esforzaremos para que nuestra gente se sienta orgullosa de ser del Cadí La Seu.

¿Qué valoración haces de competir en Europa por segundo año consecutivo?

Hacerlo por primera vez fue muy bonito, creo que sacamos buenas sensaciones y conseguimos resultados óptimos. Cuando terminó, nos quedamos con el gusanillo de repetirlo, porque todos éramos novatos y siempre está el punto aquel de pensar que si tuviéramos una nueva oportunidad tal vez … Afortunadamente, nos ganamos el derecho a clasificarnos y es una ilusión, porque la Eurocup es un gran espejo.

¿Estás satisfecho del trabajo realizado en estas primeras semanas de pretemporada?

Las jugadoras están bien físicamente, lo único que falta es tacto de pelota; el baloncesto puro, para entendernos. No podemos olvidar que estar cerca de medio año sin jugar es mucho tiempo. A diferencia quizás de otras veces, más que un trabajo físico lo necesario es volver a contextualizar el entorno de este deporte. Y esto no es sólo correr, también es vivir situaciones reales de partido o tomar decisiones con el reloj y el marcador empujando detrás. Es importante recuperar estos conceptos.

¿Es una ventaja trabajar en tu club?

Soy un privilegiado, lo repito a menudo. Al Cadí La Seu me siento cómodo trabajando, hay un perfil joven en el que me identifico y hay buena relación con la gente de la entidad. Estoy en casa, en un clima que conozco y quiero. ¿Si hay una presión añadida? No lo creo, porque si me tocara dirigir otro equipo, también sentiría empatía y me llevaría el trabajo en casa. Este sentimiento con la profesión, y por esta profesión siento pasión. Hay que saber bailar con esto, porque cuando ganas es el mejor trabajo del mundo pero cuando pierdes es el peor.

El domingo hay un título en juego, y un título siempre es un título.

Saldremos con la máxima ambición, y deseo que un poco más preparados que el año pasado. Estamos en el camino del juego que queremos lograr y estoy convencido de que tendremos opciones, pero no hay que desviarse: por mucho que sea una competición oficial, no deja de ser el tercer partido del verano. El Spar Girona y nosotros nos conocemos muy bien, ya hace muchos años que nos enfrentamos, y es bueno para el baloncesto catalán que estos sean partidos atractivos porque nos permite situarnos en el escaparate y dar más valor a nuestra trayectoria.

Fuente: Bernat Canut: “Ens aplicarem perquè la nostra gent se senti orgullosa de ser del Cadí La Seu” por Jordi Bofill en ara. cat

Booking.com
Booking.com