WNBA: La puesta al día

Parece que fue ayer que empezaba la WNBA y ya ha llegado a la última semana de la temporada regular. Y aunque no hay grandes sorpresas en la clasificación, en su mayor parte, los equipos que se predijo que estarían en los playoffs lo están y los que se predijo que tendrían dificultades las tuvieron, pero han sucedido algunas cosas que no estaban previstas.

En una temporada que se enfrenta a lo último en lo inesperado, una pandemia, ¿cuáles han sido las cosas más inesperadas para cada equipo de la WNBA? ¿Alguien esperaba que la mejor racha del Phoenix Mercury se produjera después de que perdieran a su pívot titular?

«No quiero saber cómo lo estamos haciendo», dijo la escolta de Mercury Skylar Diggins-Smith, quien ha promediado 22.8 puntos durante la racha de seis victorias consecutivas de Phoenix. «No quiero explicarlo. Solo estamos jugando, no estamos pensando demasiado».

Repasamos la clasificación de los equipos:

Calendario

1. Seattle Storms : 16-3; asegurado un puesto en los playoffs

De regreso a la cima por primera vez desde nuestra clasificación del 17 de agosto, las Storm están donde se predijo que estarían como favoritas en la pretemporada. Breanna Stewart, a pesar de perderse la temporada pasada por una lesión en el tendón de Aquiles, está de vuelta en la contienda por el MVP. E incluso cuando Sue Bird estuvo fuera, las Storm siguieron ganando.

Pero Natasha Howard, que luchó tanto como lo hizo durante las primeras tres semanas de la temporada, no estuvo destacada. Howard no anotó cifras dobles durante los primeros 10 partidos, e incluso se quedó sin anotar una vez. Pero fue mejorando y ha anotado cifras dobles en todos los partidos desde el 16 de agosto. Logró 19 puntos, el máximo de la temporada, en la victoria del domingo sobre Minnesota. Está recuperando la forma en el momento justo para Seattle.

2. Aces de Las Vegas : 14-4; plaza asegurada en los playoffs

Esperábamos que la número uno del draft de 2019, Jackie Young, progresara en su segunda temporada. No esperábamos que eso sucediera con ella saliendo del banquillo. Sin embargo, después de empezar 34 partidos el año pasado, no ha comenzado ninguno en 2020, pero claramente ha mejorado. El entrenador Bill Laimbeer siente que funciona mejor para las Aces empezar con Lindsay Allen y luego incorporar a Young como parte de lo que ha sido un sólido equipo reserva para Las Vegas. Algunas jugadoras de segundo año podrían resistirse a eso, pero Young ha prosperado. Tiene un promedio de 10,9 puntos y 4,1 rebotes, y su porcentaje de tiros ha mejorado a 49,4 desde 32,2.

«Esta noche fue un gran ejemplo de por qué seleccioné a Jackie Young», dijo Laimbeer sobre la victoria del sábado 89-79 sobre Atlanta. «Es realmente buena. La paciencia y madurez que tiene ahora es fenomenal. Hace jugadas, tiene visión, siempre tiene la cabeza en alto, rebota, juega a la defensiva y anota ahora».

3. Los Ángeles Sparks : 14-5; asegurado un puesto en los playoffs

En su mayor parte, los Sparks son quienes se esperaba que fueran: un equipo que compite por el campeonato liderado por las jugadoras de poste Candace Parker y Nneka Ogwumike y la base Chelsea Gray. Sin embargo, lo que quizás no esperábamos es lo tranquilo que ha estado todo para Los Ángeles.

Parte del drama de la implosión de los playoffs del año pasado y el hecho de que Parker fuera enviada a al banquillo por el entrenador Derek Fisher en la derrota final de temporada de los Sparks podría haber afectado a esta temporada. Pero no fue así.

Parker ha jugado a nivel de MVP y Fisher, en su segunda temporada, tiene una mejor comprensión de lo que funciona mejor para sus jugadoras individualmente y como equipo. Incluso en momentos difíciles o frustrantes, las Sparks han mantenido la calma. El viernes, perdieron en un triple de Jewell Loyd de Seattle. Pero esa decepción no duró; los Sparks dieron la vuelta el domingo y vencieron a Chicago.

«Hemos ganado algunos partidos este año que, en mis 12 años anteriores, no hubiéramos ganado», dijo Parker. «Y creo que eso es un testimonio de nuestro carácter y nuestro liderazgo y simplemente buenas vibraciones en el equipo«.

4. Phoenix Mercury : 12-7; asegurado un puesto en los playoffs

Muchos pensaron que esta sería una gran temporada para la pívot Brittney Griner, y que sería candidata a MVP. Pero desde que dejó la burbuja de la WNBA por razones personales no reveladas, las Mercury han estado en racha. Perdieron el primer partido que se perdió, el 21 de agosto, pero han ganado seis seguidos desde entonces y han asegurado el octavo puesto consecutivo de la franquicia en los playoffs.

Griner estaba promediando 17.7 puntos y 7.5 rebotes cuando se fue, que eran los máximos del equipo en ese momento. Las Mercury han respondido jugando más «pelota pequeña» – los escoltas Skylar Diggins-Smith y Diana Taurasi han sido magistrales durante esta carrera – además de la veterana Kia Vaughn y la profesional de segundo año Brianna Turner han hecho un buen trabajo compensando la ausencia de Griner dentro.

Aún así, ¿alguien hubiera esperado que la salida de Griner, más una lesión de final de temporada para la escolta Bria Hartley, sacaría lo mejor de Phoenix?

«La sensación que tenía era simplemente no querer rendirme», dijo Vaughn, quien está en su undécima temporada en la WNBA y la primera con Phoenix. «Seguimos peleando y creyendo la una en la otra».

5. Minnesota Lynx : 13-6; asegurado un puesto en los playoffs

Antes de que comenzara la temporada, la pívot veterana Sylvia Fowles era la jugadora principal que parecía indispensable para los Lynx. Sin embargo, Minnesota está siendo uno de los mejores equipos de la burbuja, a pesar de que Fowles ha aparecido en solo siete partidos y no ha jugado desde el 13 de agosto debido a una lesión en la pantorrilla.

Minnesota lo ha hecho mejor de lo que nadie hubiera anticipado sin Fowles, gracias a múltiples factores. Entre ellos se incluyen el juego de la escolta Crystal Dangerfield, que se ha convertido en el favorito para ganar el premio a la Novata del Año, la fuerte pareja de Napheesa Collier y Damiris Dantas en el interior, Bridget Carleton asumiendo un papel titular después de jugar poco el año pasado como novata, y la escolta Odyssey Sims que entró en la burbuja tarde, pero con éxito, después de tener un bebé en abril. Y Cheryl Reeve quien fue elegida entrenadora del año.

6. Connecticut Sun: Record: 9-10

Las Sun tuvo grandes cambios después de ir al quinto partido de las Finales de la WNBA el año pasado. Tres titulares de ese equipo no juegan: Jonquel Jones optó por salir, y Shekinna Stricklen y Courtney Williams ahora están con Atlanta. Entonces, con Alyssa Thomas y Jasmine Thomas acompañadas de la llegada de ilustres veteranas como DeWanna Bonner y la Briann January, la química podría haber sido un desafío. Pero realmente no ha sido así.

A pesar de un comienzo de 0-5 y la llegada posterior de January al estar enferma con COVID-19, el Sun se ha recuperado bien y se está acercando a un lugar en los playoffs.

«Estoy impresionado de que el grupo se haya unido tan rápido como lo han hecho«, dijo el entrenador Curt Miller. «DeWanna Bonnerencaja perfectamente con las Thomas. Bri January ha sido una gran adición. Lo han mantenido unido. Muchos equipos se habrían separado y se habrían sentido mal, pero este equipo ha seguido creciendo más y más cerca«.

7. Chicago Sky: Récord: 11-9; asegurado un puesto en los playoffs

Las cosas no van bien para el Sky, que ha perdido cinco de los últimos seis paridos. Pero es comprensible, considerando que a Chicago le falta la base Diamond DeShields, una jugador aclave que se esperaba que tuviera una gran temporada. Comenzó todos los partidos en 2019 y lideró al Sky en anotaciones (16.2 puntos por partido). Pero este año, nunca estuvo completamente sana, y luego dejó la burbuja después de aparecer en 13 partidos en los que promedió 6.8 PPG.

El Sky también tuvo otro desafortunado descanso cuando la Azurá Stevens se lesionó y también salió de la burbuja poco después de tener uno de los mejores partidos de su carrera, con 25 puntos y siete rebotes ante Nueva York el 20 de agosto.

Cuando el Sky ganó su cuarto juego consecutivo el 22 de agosto, no parecía que las cosas estuvieran a punto de tomar un giro brusco en la dirección equivocada. Pero lo han hecho.

8. Dallas Wings : 7-12

En febrero, Dallas canjeó una selección de segunda ronda del draft de 2021 a Los Ángeles por la escolta Marina Mabrey. Las Wings pensaron que podía ayudar, pero no anticiparon que fuera titular. Sin embargo, se ha elevado a esa posición, y la química que tiene detrás con su excompañera de equipo de Notre Dame, Arike Ogunbowale, ha sido un impulso para los Wings, que perdieron a la escolta Moriah Jefferson por una lesión de rodilla después de nueve partidos.

Mabrey, una selección de segunda ronda del draft de 2019, ha anotado en cifras dobles nueve veces para los Wings y es segunda en el equipo en triples con 27 frente a los 44 de Ogunbowale.

Ogunbowale anotó 39 puntos, el máximo de su carrera, en la victoria en tiempo extra del domingo contra Washington, un partido que los Wings sintieron como una victoria obligada mientras intentan mantener un lugar en los playoffs. Ella es la MVP del equipo, pero Mabrey se ha convertido en su arma sorpresa.

9. Atlanta Dream: Récord: 5-14

Cuando Atlanta firmó a Betnijah Laney después de que Indiana prescindiera antes de la temporada, las Dream no esperaban lo que obtuvieron. Laney es una fuerte candidata para el premio al MVP, con un promedio de 16.5 puntos, 4.3 rebotes y 4.1 asistencias.

La joven de 26 años promedió 5.6 puntos por partido la temporada pasada, que fue la mejor de sus cuatro años de carrera en ese momento. Laney, quien tuvo que trabajar para recuperarse de una lesión de ligamento cruzado anterior que interrumpió su segunda temporada de la WNBA en 2016, ha sido una historia inspiradora en la burbuja.

En la derrota del sábado ante Las Vegas, Laney anotó 21 puntos, 7 rebotes y 4 robos; ha anotado en dos dígitos 16 veces esta temporada.

«Creemos que todavía tenemos una oportunidad», dijo Laney sobre lAS Dream tratando de hacerse con el último lugar en los playoffs. Si lo hacen, será en gran parte gracias a la mejora de Laney esta temporada.

10. Washington Mystics: Récord: 5-13

El entrenador Mike Thibault dijo que sabía que si Myisha Hines-Allen tenía más minutos este año, haría algo realmente bueno con ellos. Pero incluso él no podía estar seguro de que ella se convertiría en la MVP de las Mystics.

Ha sido una temporada dura tras un título, con tantas piezas faltantes que fueron clave el año pasado. Sin embargo, Hines-Allen ha sido lo más destacado. Ha pasado de promediar 3.8 puntos en su primera temporada y 2.3 en la segunda a 15.4 este año. Del mismo modo, sus totales de rebotes han pasado de 2,9 a 2,1 a 8,7.

Al igual que Betnijah Laney de Atlanta, Hines-Allen ha presentado un caso sólido para el jugador más mejorado, y ninguna de ambas estaba en el radar de muchas personas antes de que comenzara la temporada.

11. Indiana Fever: 5-14

Kelsey Mitchell ha mejorado como anotadora. La pívot Teaira McCowan es un año mayor después de una sólida temporada de novata. Tiffany Mitchell está teniendo la mejor de sus cinco temporadas profesionales. La base belga Julie Allemand se ha unido a Indiana como una hábil organizadora de juego. Así que podríamos haber esperado que las Fever pudieran dar un paso adelante en la primera temporada de la entrenadora Marianne Stanley después de que Indiana se hubiera perdido los playoffs en los últimos tres años.

Pero no está siendo así. Sí, hay que considerar las cosas buenas mencionadas anteriormente. Y técnicamente, Indiana todavía está a la caza del último puesto en los playoffs. Pero los Fever han perdido nueve de sus últimos 10 partidos La única victoria en ese tramo fue inexplicablemente sobre el primer clasificado Seattle, y eso podría ser el punto culminante de la temporada.

12. New York Liberty: Récord: 2-16

Se anticipó que el impacto de la selección No. 1 del draft Sabrina Ionescu en Liberty y la WNBA sería una de las historias para 2020, pero nunca se materializó después de que una lesión en el tobillo en su tercer partido terminase con su temporada.

La liga fue afortunada con la mayoría de las selecciones No. 1 del draft hasta ahora; solo Lindsey Harding en 2007 (lesión de rodilla) jugó menos de 27 partidos en su temporada de novata, e incluso jugó 20.

Ionescu salió de la burbuja y esencialmente ha desaparecido. Después de una temporada universitaria emocionalmente agotadora marcada por la tragedia de la muerte de Kobe Bryant y luego la tristeza de la cancelación del torneo de la NCAA, Ionescu quizás se beneficie del descanso obligado.

Se predijo que los Liberty terminarían últimas incluso con un Ionescu saludable, por lo que su lugar en la clasificación (Nueva York fue el primer equipo eliminado de la contienda de playoffs) no es una sorpresa. Veremos qué impacto tiene Ionescu el próximo año en lo que todavía podría ser considerada una temporada de novata.

Fuente: WNBA Power Rankings: How each team surprised us this season por Mechelle Voepel