La liga alemana tampoco descansa en Navidad

Foto: Eisvögel USC Freiburg

En la liga femenina alemana tenemos esta temporada a dos entrenadores, Moses Fernández al frente del Eisvögel USC Freiburg (5º clasificación) y a Julian Martinez al frente del BC Pharmaserv Marburg (10º clasificación) en una competición que continua en marcha a pesar de la complicada situación que se está viviendo en Alemania.

Precisamente el community manager del Eisvögel reflexionaba esta semana al respecto comentando que «la liga masculina está descansando en estos días, las tiendas están cerradas, las escuelas están cerradas, en las universidades se hacen las clases a distancia, pero la primera liga de baloncesto femenino del país no para tampoco en Navidad ni en Año Nuevo.

La liga hace todo lo posible para proporcionar un poco de seguridad (pruebas, higiene). Las opiniones sobre el procedimiento difieren y son controvertidas incluso dentro de los propios clubes. Pros y contras, responsabilidad, salud, cuarentena, partidos cancelados, normas de higiene, mascarillas, test rápidos, toque de queda …

Y entonces nos sacudimos la cabeza con incredulidad cuando miramos lo que estamos viviendo actualmente. ¡Qué bien lo está haciendo el Eisvogel en la temporada 20/21! ¡Qué grandes partidos ya hemos visto! ¡Qué destacadas actuaciones individuales y en equipo! Solo por esto, nos compensa hacer lo que hacemos. Pero luego, cuando un jugador tiene que recibir una autorización después de un partido de la Bundesliga para volver a casa sano y salvo después del toque de queda, te preguntas: “¡Todo es muy, muy bonito! Pero, ¿qué estamos haciendo realmente aquí? «

Así que buenas sensaciones para el Eisvögel USC Freiburg de Moses que actualmente ocupa la quinta posición en la clasificación y ayer le tocó jugar contra el líder destacado, el Rutronik Stars Keltern con quien perdió por 65-80.