Una notable Eurocup que nos deja un regustillo agridulce

Finalizó la burbuja de la Eurocup en la que teníamos cuatro representantes: Valencia Basket, Lointek Gernika, Cadí La Seu y el Ciudad de La Laguna Tenerife.

El Valencia Basket lo bordó con victorias incontestables en sus tres partidos frente al Saint-Amand, Castors Braine y Basket Hema. Y además las consiguieron sin poder contar con Cristina Ouviña que es uno de los buques insignias del equipo de Rubén Burgos que tampoco pudo estar, por lo que todavía les dan más valor. Así que excelente su participación en esta fase regular y han confirmado que son un serio candidato a ganar el título.

Foto: FIBA

El Lointek Gernika por su parte se jugó el pase a octavos en el último partido frente al debutante Clarinos tras haber conseguido previamente el Flammes Carolo uno de los dos billetes en juego. Las de Mario López podían permitirse perder de hasta 12 puntos con las tinerfeñas y así lo hicieron, pero la derrota supuso la segunda posición del grupo y desperdiciaron la oportunidad de conseguir un mejor cruce.

El Clarinos en su primera experiencia europea en la que fue de menos a más, seguro que lamenta haber perdido el primer día porque de poco le sirvió la victoria conseguida frente al Gernika ya que se fue para casa con el mismo número de victorias que ellas.

Cadí La Seu por su parte se fue para casa con la cabeza muy alta, pero con la miel en los labios tras ganar los dos primeros partidos que fueron muy igualados y en el tercero perder contra el SEPSI-SIC el equipo anfitrión por 7 engañosos puntos en el tramo final.

Foto: FIBA

Así que por actitud un diez para nuestros representantes porque lo tuvieron todos al alcance de la mano, pero tristes y con un regustillo agridulce porque nos hubiese encantado que todos pasarán y es que esto de irse con un triple empate en caliente duele.

Foto: FIBA