LF: Dos ilustres capitanas que abandonan el nido para seguir disfrutando del camino

Foto: Agustí Peña

Todavía tenemos en marcha la temporada de la Liga Femenina Endesa en plena pugna por el título, pero la mayoría de equipos ya han terminado su participación en la misma. Motivo por el cuál se van conociendo estos días algunas despedidas de jugadoras que en muchos casos son auténticos referentes en sus clubes.

En algunos casos son jugadoras que cuelgan la camiseta como Naiara Díez en Lointek Gernika y Sonja Vasic en el Spar Girona y en otros casos se trata de despedidas a la búsqueda de un cambio de aires como Geo Bahí y Yurena Díaz en el Cadí La Seu o el que hemos conocido hoy mismo de Lara González en IDK Euskotren.

Es una obviedad que despedidas de jugadoras hay multitud cada verano o mejor dicho primavera, de hecho suelen ser la mayoría de movimientos porque la rotación es continua en los equipos, pero la verdad es que no estamos acostumbrados a que la mayoría de jugadoras se molesten a despedirse como dios manda y por ello hay que agradecerles a todas ellas las formas que como no puede ser de otra manera están siendo a la altura de su categoría personal.

Foto: Cadí La Seu

En todos los casos mencionados ha habido despedida por parte de las protagonistas en forma de carta e incluso en algún caso al final del último partido han tenido la oportunidad de despedirse ante el aforo reducido. Así será la trayectoría de todas ellas que los aficionados del baloncesto más haya de sus colores les están deseando lo mejor para su futuro a través de las redes.

Estas formas ponen en valor aquello de la frase típica y tópica que solemos decir que queda muy bien para la ocasión de que algunas son «grandes tanto dentro como fuera de la pista» porque es precisamente en estos gestos cuando se nota el nivel del personal.

Además de poner en valor el carisma y liderazgo de todas ellas más allá de la pista, me gustaría destacar especialmente la apuesta valiente de jugadoras como Lara González y Geo Bahí, jugadoras emblema de sus respectivos equipos donde han estado los últimos ocho años a quienes les habrá costado muchas horas tomar la decisión de marcharse para buscar nuevas experiencias lejos de casa.

Lo cómodo, práctico y fácil sería quedarse en su zona de confort, pero a veces como bien dice Lara en su despedida hay que ser valiente y ponerse a prueba para conocerse los límites de uno mismo y no quedarse con la duda de «y como me habría ido si». Pues sólo hay una forma de no quedarse con la duda, hay que dar un paso adelante para poder responder.

Foto: Arizmendi

En los últimos tiempos son muchas las veces que oigo que hay que empoderar a las mujeres y darles más oportunidades, pero más que dárnoslas nos las tenemos que ganar porque nadie regala nada y sobretodo hay que tomar decisiones para saberlas aprovechar porque los trenes a veces sólo pasan una vez por delante de casa y si lo perdemos quizás lo lamentaremos.

Para los clubes donde estas jugadoras han pasado tantos años seguro que habrá sido un duro golpe saber que se marchan si a los que estamos lejos ya se nos hace raro pensar que no las veremos enfundadas con los colores de su segunda piel, pero para mi es la mejor forma de ver que esta liga realmente se va profesionalizando y hay que estar muy orgullosos de su decisión.

Ahora más que nunca son una referencia para los que las han visto crecer: se marchan agradecidas sabiendo de dónde vienen, valoradas por lo que han hecho en casa y con un objetivo entre ceja y ceja como es seguir creciendo y disfrutando porque de eso se trata, no nos engañemos, de disfrutar del camino y cuanto más mejor.

Así que mucha suerte para el futuro Geo y Lara, seguro que haya donde vayáis seguiréis dejando huella por vuestro saber estar, trabajo e implicación!