Sonja Vasic: «Venia a Girona a ganar» por l’Esportiu

Sonja Vasic (1,89 m, 1989) anunciaba el 26 de marzo que cuando terminen los Juegos se retirará. Era el día antes del Spar Girona-Avenida de liga y, al día siguiente de la final de la Euroliga, la competición que ha jugado catorce temporadas y en la que ha sido tres veces campeona y una vez MVP, habla sobre el tramo final de la temporada con el Uni, que en clave de clubes se podría terminar esta semana si el equipo no supera el Valencia mañana y el sábado a doble partido.

Como está el equipo, con tantos días sin jugar? Y usted?

No es normal tener veinte días en medio del play-off, pero hemos tratado de sacar lo positivo: descanso a las jugadoras tocadas, cuidarse … Y hemos trabajado bastante con cosas nuevas de nuestro equipo, del Valencia, e intentar mantener ritmo de partido, que es el más duro y difícil en este momento. A título personal, puede que haya más emociones por ser la última temporada, pero yo venía a Girona porque quería ganar cosas. Y creo que el Uni me ficha por la misma razón. Y no cambia nada; en realidad quedan cinco partidos como mucho, y queremos llegar hasta el final y ganar la liga. La temporada es buena y la queremos acabar con buenas sensaciones.

Si se hubieran celebrado los Juegos del verano pasado ya habría plegado?

Puede ser. De pequeña mi sueño era acabar jugando en mi equipo de Serbia, el Estrella Roja. Y pensaba que terminar un año en Girona y volver después era una posibilidad. Para estar a un nivel alto, y por la preparación, sabía que tenía que volver aquí. Y por cómo terminó todo para la COVID, teníamos ganas de más, y sobre todo con el último partido en la final de copa. Muchas de nosotras queríamos volver y hacerlo mejor.

Aquel día en Salamanca, y si me permite centrarlo en su duelo con Hayes … O ahora que tendrán Trahan-Davis al Valencia, que en la copa la defienden muy bien. Puede ser una de las claves de la eliminatoria, el aspecto físico?

Ahora que hemos visto la final de la Euroliga podemos destacar, no sólo yo, el trabajo que hemos hecho en los duelos contra el Avenida. Yo de hecho la defiendo, pero, realmente, ella a mí no me defensa nunca. Frida Eldebrink siempre la ataca y la cansa. Y es muy bueno para nosotros. Con Trahan-Davis mismo, si María no se lesiona, a mí seguro que no me toca estar cerca. Sí que es una jugadora que, por los minutos que juega, es muy efectiva y nos concentramos mucho. Tenemos planes, pero hay tantas buenas jugadoras que no te puedes relajar, no sabes quién tendrá el día. Queremos que sea como en la copa, defender muy bien y que no encuentren su ritmo en ataque.

Me refería al estilo, más atlético y comparado con su. Ha cambiado mucho el juego en poco tiempo.

Y tanto. De hecho parte de mi decisión viene por aquí. Sé que el baloncesto que yo miraba de pequeña, del que me enamoré, ya no se juega. Ahora es más de físico que de talento, y para mí el juego sale perdiendo. Pero es normal, se están intentando acercar muchas cosas del baloncesto masculino, y sí que hay unos límites de físico, porque somos mujeres, pero lo quieres intentar en clave de dirección. En los últimos cinco años ha cambiado.

Hemos visto como al acabar los partidos las rivales le piden hacerse fotos con usted. El último día en Fontajau mismo. Como lo lleva?

Con mucho orgullo. Me hace mucha ilusión ser una referente para jugadoras de mi época. Y también fue una cara visible de mi país, del baloncesto que nosotros jugamos, y para abrir puertas a las que vendrán después. A lo largo de mi carrera, no soñaba ser la mejor o ganar cosas, sino demostrar que podemos hacer en el país de donde vengo. Somos un país donde el baloncesto es una religión y siempre he estado muy orgullosa de enseñar a muchas chicas de Serbia que se puede llegar a hacer. Pensaba más en ellas que en mí misma.

Y las que tiene al lado? Laia Flores, pero también Reisingerová.

Íbamos cortas con la lesión de la María y, por el tipo de jugadora que es, no podíamos encontrar a nadie para sustituirla. Se trata de tener una rotación más para aguantar un ritmo alto y Laia ha hecho una temporada muy buena. Esperamos que nos ayude, con más posibilidades. Y hablando del juego interior, confiamos mucho en la Julia, es una de nuestras primeras opciones en ataque. Siempre. La buscamos mucho y ella ya ha demostrado que juega con una madurez increíble a pesar de ser joven. Sabe leer muy bien el juego y tiene un talento que no se aprende. Lo tienes o no.

Viendo el equipo, sobre todo con Julbe, parece que dependen de los triples. Cuando ganan a Avenida (11/21) o a Valencia (7/16).

De lo que depende mucho del equipo, sobre todo desde que llega Alfred, es de la defensa. Y ahora ya es un rasgo de identidad para nosotros. Sabemos que nos da el ritmo de juego. Y sí, los días que no entran cuesta más, pero la defensa nos da la confianza que a pesar de ello podemos ganar. Es un gran fruto de lo que hacemos entrenando; para Alfred es el principal foco del juego: defender. También tenemos muchas tiradoras y eso es un riesgo, si no entran …

Fuente: «Venia a Girona a guanyar» por Borja Sánchez a l’Esportiu